Estado

En riesgo, producción en la región de Cuauhtémoc por violencia

Comunidad impulsa economía en el corredor Manitoba; producen más de 4 mil millones de pesos al año en maíz y lácteos

Fotografía ilustrativa

Manuel Salcedo
El Diario de Chihuahua

jueves, 27 junio 2019 | 14:59

Cuauhtémoc– La economía que genera la comunidad menonita en el municipio y la región tiene un impacto trascendente no sólo en la generación de empleo, sino en la de riqueza que en la producción de maíz amarillo y derivados de lácteos deja más de 4 mil millones de pesos al año, lo que se ha visto en riesgo por la presentación de delitos como homicidios, extorsiones y secuestros. 

Según datos que se ofrecen por la Dirección de Fomento Económico, en el llamado Corredor Comercial Manitoba que integra alrededor de 40 kilómetros entre Cuauhtémoc y Rubio, existen poco más de 300 empresas que generan más de 8 mil empleos directos. 

Esta disposición de oferta, según lo mencionó Alfonso Pérez Domínguez, contribuye a que Cuauhtémoc presente una tasa de desempleo de 2.25 por ciento, la cual mencionó, es menor al 4 por ciento que establece el promedio de desempleo en el estado. 

Para el tema del maíz amarillo, los productores menonitas esperan una producción de 1.5 millones de toneladas, que para el caso de Cuauhtémoc registra una proyección de 600 mil toneladas, mismas que a un precio actual de 4 mil 600 pesos, generan una derrama económica de 2 mil 760 millones de pesos para este año. 

Otro de los rubros importantes de esa economía es la producción de queso tipo chester o chihuahua, conocido como el queso menonita, el cual junto con varios derivados, ha consolidado a Cuauhtémoc como la segunda cuenca lechera más importante en el estado solo por debajo de Delicias. 

Tiene una producción diaria de entre 700 mil y 800 mil litros de leche diarios y un total de 75 toneladas de queso cuyo valor en el mercado oscila en los 3.5 millones de pesos por día, lo que por año da una derrama económica directa de mil 260 millones de pesos. 

En el 2017, durante la presentación de la última Expo Menonita, Silvia Román, directora de Agroindustria de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico mencionó que “la región de Cuauhtémoc, es la tercera más pujante del estado, con una producción de casi 15 mil millones de pesos, y ocupa en los últimos años el primer lugar de crecimiento anual, por encima de ciudades como Chihuahua y Juárez”. 

Además, tienen el proyecto de una planta que se encargue del tratamiento de engorda de ganado, para integrar el proceso de matanza y exportación, a sabiendas de que en China habrá cada vez más necesidad de alimento como carne, luego de la pérdida de miles de cerdos por cuestiones fitosanitarias, “los menonitas ya están preparándose para este panorama”, mencionó el director de Fomento Económico. 

Toda esta bonanza económica que ha traído progreso y desarrollo para Cuauhtémoc se ve en riesgo por la situación de seguridad que atraviesa el estado y la comunidad en lo específico, pues se han presentado privaciones de la libertad y cobros de derecho de piso que se mencionan de manera extraoficial, pero que los mismos empresarios menonitas conocen. 

Dentro de las actividades del Foro Regional de Mediación de este año, en el tema “Enfoque de la Justicia Menonita”, se mencionó que algunos jefes de campo (autoridades máximas dentro de la comunidad) coinciden en que son cada vez más los que se integran a las actividades del crimen organizado, situación que buscan atender a través de acercamientos con ministros religiosos, o bien generando actividades deportivas. 

Sin embargo, la riqueza que se genera en el Corredor Comercial ha atraído la atención de grupos delincuenciales, los cuales mantienen al Corredor Comercial como la zona donde se presentan más los casos de extorsión y de secuestro en Cuauhtémoc, según lo confirmaron integrantes de la Unidad Antisecuestro de la Fiscalía General del Estado en el pasado taller de capacitación. 

En ese evento se invitó a varios empresarios de la comunidad, pero no se tuvo la participación de algún jefe de Campo. Así, mientras generan un repunte económico, se convierten en víctimas, lo que ha llevado a cada vez más empresarios a dejar de operar11 parcialmente negocios en Cuauhtémoc y retirarse junto con sus familias a otras partes.