El pedazo de un dedo, un diente y restos de ropa en el drenaje, testigos de la impunidad

La tragedia de Alondra y la apuesta al olvido

Salud Ochoa
El Diario de Chihuahua
martes, 09 abril 2019 | 13:41

Chihuahua.- La falange de un dedo, dientes, restos de ropa de mezclilla, suéter y suela de tenis converse  son tan solo una parte de los restos localizados hace ya casi un año en la casa de Ramiro C. C. -presunto plagiario de Alondra Nolasco Corpus- ubicada en la colonia Diego Lucero de esta ciudad. Sin embargo, más que una evidencia de utilidad pareciera convertirse en una apuesta a la impunidad y al olvido ya que, de acuerdo con la familia de la pequeña, a 18 meses de su desaparición no hay una visión clara de la investigación ni se percibe que pudiera darse en lo inmediato.
En un cateo realizado en mayo de 2018 -8 meses después de la desaparición de Alondra- al domicilio de la calle Camilo Cienfuegos, también se encontró un calentón de fierro, cenizas y escombro que se sumaron a los pedazos de tela y botones de metal que iban rumbo al drenaje. Todo eso se entregó hace apenas un par de semanas a los peritos argentinos para su análisis, mismo que podría tardar meses “porque hay muchos casos adelante”.
Jéssica Corpus, madre de Alondra, dice estar enterada no solo del hallazgo de los restos sino también de que estos fueron entregados al equipo argentino que advirtió eran muy pequeños.
“Hace como dos semanas se llevaron los restos para analizarlos. Dijeron que eran cosas muy pequeñas y que se tardarían porque necesitaban tener mucho cuidado para no desperdiciar el material, además de que hay otros restos delante de estos que se tienen que analizar antes”, indica la madre que espera diario una solución que no llega.
No hay nada, no hay avance, no hay rastro de Ramiro pero tampoco de Alondra, esa es la realidad y la respuesta que Jéssica recibe en las reuniones esporádicas que tiene con quienes llevan “el caso”.
“De la investigación no hay avance, no saben para donde se fue el señor (Ramiro), no hay indicios de ninguno de los dos. Hace tiempo me habían dicho que aún seguían con la búsqueda pero ya no se ha sabido nada, tampoco se ha encontrado nada. En enero tuvimos la última reunión con la Fiscalía solo para informar que la siguen buscando y preguntando con familiares pero si ellos saben dónde está, no lo van a decir. Ramiro no es tan buena persona pero la familia de él está negada a creer que sea malo”, dice y reitera la esperanza que persiste a pesar de todo.
En este escenario, la Fiscalía de la Mujer –FEM- asegura que la búsqueda tanto de la menor como de su presunto victimario continúa y no se detendrá hasta dar con ella viva o muerta. Asegura también que existe coordinación con las fiscalías de todo el país debido a que en su momento se manejó una alerta ámber.
De igual manera, dice la FEM, en esta tercera etapa de la investigación interviene la policía ministerial porque “se presume la comisión de un delito”. Los restos óseos encontrados en la casa de la colonia Diego Lucero “se cree que son de ella pero no se han identificado”.
Para Jéssica la palabra “búsqueda” a veces pareciera no tener sentido y la frase “tiene que estar en alguna parte” suena lejana, difícil, dolorosa pero hace eco en quien espera que la apuesta a la impunidad y el olvido no gane la partida.
Mañana: Restos óseos solo requieren una célula con núcleo para ser identificados genéticamente dice especialista