Estado

Duermen niños con su madre asesinada

Estuvieron solos con la mujer sin vida durante 12 horas

Federico Martínez
El Diario de Chihuahua

miércoles, 07 julio 2021 | 08:55

El Diario de Chihuahua | La casa que habitaba Sandra Verónica junto a sus tres hijos

Chihuahua— Los tres hijos de Sandra Verónica E.R., de 25 años, localizada sin vida al interior de su vivienda en el cruce de las calles Granjeles y Segunda de la colonia Granjas Cerro Grande, en la ciudad de Chihuahua, convivieron con su madre durante 12 horas, cuando ella ya estaba sin vida y en medio de un enorme charco de sangre, debido al impacto de arma de fuego con el que su pareja sentimental supuestamente la habría asesinado.

Vecinos de la mujer originaria de la zona serrana, comentaron que entre las 22:00 y 23:00 horas del domingo 4 de julio, escucharon un impacto de arma de fuego, pero que fue hasta el lunes 5 de julio cerca de las 11:00 de la mañana cuando los menores, “bañados en sangre”, salieron a pedir auxilio, porque su mamá estaba muerta.

Sandra habría fallecido por un disparo de arma de fuego en la cabeza que le propinó un sujeto identificado como “Manuel”, quien de acuerdo a sus vecinos era su pareja sentimental y quien fue el último que estuvo en la casa con la ahora occisa la noche del domingo.

En el lugar del crimen, personal del Servicio Médico Forense se percató que el cuerpo de Sandra presentaba huellas de violencia física en diversas partes.

De acuerdo a los vecinos, la mujer tenía tres hijos, con edades de cinco, tres y año y medio, los cuales fueron vistos en la calle pidiendo auxilio porque su mamá “estaba muerta”, estando los dos más grandes llenos de sangre, razón por la cual la mujer que los auxilió llamó a la señora que le rentaba la vivienda a Sandra.

Los tres hijos de la mujer fueron asegurados por el DIF, en lo que alguno de sus familiares los reclama.

Respecto al presunto responsable, los vecinos lo describieron como moreno, de bigote, de estatura baja y complexión delgada, con el cual no tenían comunicación alguna, pero conocían su nombre debido a las diversas discusiones tenía con la fallecida.

Otro de los vecinos comentó que la mujer tenía cerca de dos años que había llegado a la vivienda. 

Hasta el cierre de esta edición, el cuerpo de Sandra Verónica E.R. permanecía en las instalaciones del servicio médico forense, sin ser reclamado.

fmartinez@diarioch.com.mx

close
search