Estado

Dominan tres pandillas la ciudad de Chihuahua

Aztecas, Sureños 13 y Mexicles operan en el suroriente y norte

El Diario de Chihuahua / Escena de un doble homicidio el martes pasado

De la Redacción
El Diario de Chihuahua

jueves, 28 noviembre 2019 | 12:16

Chihuahua— Aztecas, Mexicles y Sureños 13, son las pandillas que mayor presencia tienen en la capital del estado y sus principales actividades son el narcomenudeo y como brazo armado de los cárteles de Juárez y Sinaloa, que son las organizaciones que se disputan el control del territorio en la entidad, de acuerdo con un informe de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Estas pandillas mantienen presencia en colonias que se localizan al oriente y suroriente de la ciudad, así como en el norte en zonas como la Revolución, Villa, Chihuahua 2000 y Riberas del Sacramento, sin que exista una demarcación exclusiva para cada una, es decir, se disputan los mismos territorios.

La presencia de la pandilla Sureños 13, comenzó a tener mayor realce a mediados de este año, cuando la propia FGE informó que se contaba con registro de su actividad de manera más intensa en las colonias Jardines de Oriente y Punta Oriente, pero su actividad no se limita a ese sector, pues también hay registros que operan en Riberas del Sacramento al norte, y otras colonias del sur de la ciudad como Lealtad, Sector 3, Robinson y la zona de Girasoles, entre otros puntos.

De acuerdo con un reporte del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) sobre actividades de pandillas, estableció que Sureños 13 es originaria de California y llegó a México a través del cartel de Sinaloa, que la introdujo en primer lugar a Ciudad Juárez y luego a la capital del estado.

Este grupo se encuentra por debajo de Los Aztecas, pero aparece por encima de Los Mexicles, Doblados y Artistas Asesinos, estas últimas organizaciones con mayor presencia en Ciudad Juárez.

El pasado martes, dos hombres, uno de ellos menor de edad, fueron asesinados en calles de la colonia Jardines de Oriente, al revisarlos, portaban tatuajes que los identificaban como integrantes de la pandilla Sureños 13.

En el caso de Los Mexicles, que también operan para el cartel de Sinaloa, su presencia en la ciudad data desde hace varios años y han estado relacionados con diversos homicidios, pues buscan incrementar la presencia de su organización en la distribución de sustancias ilícitas, además de tener participación en otros delitos como la desaparición forzada de personas, “levantones”, además de secuestro exprés y robo.

Esta pandilla tuvo sus orígenes en Estados Unidos y fue integrada principalmente por migrantes mexicanos y centroamericanos, y se extendió a Ciudad Juárez y Chihuahua bajo la protección del grupo de Sinaloa para diputar la plaza al Cartel de Juárez y “La Línea”, que es su brazo armado y que posteriormente sumó a “Los Aztecas”.

Los Aztecas, también tienen varios años operando en la capital del estado y están relacionados con los mismos tipos de delitos que sus organizaciones antagónicas, con quienes mantienen una guerra por el control del territorio.

El fiscal, César Augusto Peniche Espejel, expresó que se tiene plenamente identificados a estos grupos así como en la zonas en las que tienen mayor presencia, y señaló que se trata de trabajo de inteligencia para poder cortar sus operaciones, siendo el narcomenudeo la principal actividad a la que se dedican y por la que reclutan cada vez a más integrantes.