Detectó exfuncionaria irregularidades

Un día antes de ser despedida como directora estatal de Profesiones, Fátima Guzmán Gallardo advirtió sobre expedición de cédulas profesionales

Itzel Ramírez/
El Diario
miércoles, 13 febrero 2019 | 06:00

Un día antes de ser despedida como directora estatal de Profesiones, Fátima Guzmán Gallardo advirtió sobre las irregularidades en la expedición de cédulas profesionales, de acuerdo con un oficio en poder de El Diario. 

Dirigido a Carlos González Herrera, secretario de Educación y Deporte, el oficio número DEP 171/2019 está fechado el 5 de febrero, un día antes de que se anunciara la remoción de Guzmán al frente de la oficina de Profesiones. 

En el documento, la ahora exfuncionaria expuso que había irregularidades en títulos profesionales firmados previamente por funcionarios estatales. 

“Fueron efectuadas diversas observaciones a los antecedentes académicos de títulos profesionales para los trámites de solicitud de cédula profesional estatal, alas cuales daban la no procedencia de emisión de cédula, aun y cuando los títulos profesionales se encontraban ya firmados por las autoridades competentes”, menciona el oficio referido.

Debido a las irregularidades encontradas en la emisión de títulos profesionales, previo a la cédula, la Dirección Estatal de Profesiones recomendó a la Secretaría de Educación y Deporte realizar peritajes anteriores a la firma que hace el gobernador de los títulos y cédulas expedidas.

Las inconsistencias, señaló la funcionaria, “exponen a las autoridades locales que signan los títulos ante las autoridades federales emisoras de la cédula profesional federal”. El hallazgo de las irregularidades, detalla el texto, derivó en que la Dirección Estatal de Profesiones rechazara la procedencia de firmas de algunas cédulas, lo que creó “un ambiente de tensión entre esta Dirección y el Departamento de Incorporación y Certificación, esta última, área de donde dependen el proceso de titulación. 

“Producto de dicha tensión, fue informado por el área de titulación del Departamento de Incorporación y Certificación, que no se localizaban 320 títulos profesionales, de los cuales 165 títulos fueron localizados en la oficina del C. gobernador, pendientes de firma”, abunda el oficio firmado por Guzmán Gallardo. 

La “pérdida” de los títulos fue adjudicada, acusó Guzmán, al área a su cargo, aun sin presentarse pruebas de la responsabilidad. 

“De la revisión efectuada, ningún título se encontraba extraviado o traspapelado por la Dirección Estatal de Profesiones”, explicó. 

Dijo que no hubo procedimientos administrativos iniciados en contra de los funcionarios públicos que acusaron a la DEP de la pérdida de los títulos, y que tampoco hubo seguimiento a las irregularidades detectadas y señaladas por la DEP en la emisión de títulos y cédulas profesionales.

La funcionaria dio cuenta en el documento de haber acudido al Instituto Chihuahuense de la Mujer, a la Secretaría de la Función Pública y a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos para iniciar procedimientos por lo que consideró “tratos antiprofesionales” cometidos en su contra. 

Por último, la funcionaria expresó la definición del término ‘mobbing’ –acoso laboral-, como presión laboral para lograr que un trabajador sea despedido de la empresa en la que labora. 

“Por lo anteriormente expuesto, solicito atentamente su valiosa intervención a fin de que se dé a la suscrita un trato respetuoso y se nos permita continuar laborando para el correcto cumplimiento de lo establecido en la Ley de Profesiones para el Estado de Chihuahua”, concluye el documento, que cuenta con los sellos de la Dirección Estatal de Profesiones.

El 6 de febrero, un día después de la presentación del oficio a González Herrera, se avisó del cambio de titular en la DEP, a la que llegó Marcela Herrera Sandoval.


(Itzel Ramírez)


[email protected]