Estado

Desplaza violencia a 3 mil en la entidad

Según las cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística

Staff / El Diario de Juárez

Bernardo Islas
El Diario

domingo, 07 febrero 2021 | 10:29

Chihuahua—La inseguridad delictiva o violencia que azota al estado de Chihuahua, ha obligado a más de 3 mil personas mayores a 5 años de edad a abandonar su hogar y buscar una lugar dentro del estado dónde vivir, según las cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) en el Censo 2020.

Las estadísticas señalan que del 2015 al 2020 un total de 3 mil 759 personas fueron desplazados de su lugar de origen debido a la violencia, lo que significa el 2.3 por ciento del total de personas que migraron a otro lugar del estado.

Las cifras publicadas en la página del Inegi menciona que son mil 858 hombres y  mil 901 mujeres que se fueron de su población debido a la inseguridad delictiva y que actualmente residen en alguna población del estado de Chihuahua.

La encuesta del Censo 2020 señala que en 54 municipios de Chihuahua hay personas que afirman haber cambiado su lugar de residencia en los últimos cinco años.

El mayor número se registró en Juárez con mil 619 personas, ciudad de Chihuahua con 793, Parral 246, Delicias 184, Cuauhtémoc 157, Nuevo Casas Grandes 107, además en localidades serranas como Bocoyna, Batopilas, Chínipas, Bachíniva, Guachochi, Guadalupe y Calvo, Guazapares, Morelos, Urique, Moris, Matachí y Uruachi, donde también hay personas que huyeron de la violencia.

Por otro lado, la estadística del Inegi muestra que en el estado de Chihuahua hay un total de 160 mil 641 personas, de las cuales 83 mil 494 son hombres y 77 mil 147 mujeres, que migraron de otra comunidad del estado, México o extranjero, por distintos motivos.

El principal que tuvieron los encuestados para cambiar de lugar de residencia fue para reunirse con la familia, al representar el 36.63 por ciento del total y en segundo es para buscar trabajo, en este último fueron el 30.45 por ciento.

Asimismo por cambio u oferta de trabajo hubo 16 mil 91 personas, es decir, el 10 por ciento, mientras que para estudiar son 12 mil 268, además de 2 mil 444 que fueron deportados de otro país, entre otros motivos.