Estado

Despide Bankaool a su director general

Sergio Eliseo Segovia estaba al frente del banco desde 2019

David Piñon
El Diario

domingo, 02 enero 2022 | 11:01

Chihuahua— Tras nueve meses de presentar números rojos en su operación, el Consejo de Administración de Bankaool determinó remover a su director general, Sergio Eliseo Segovia, quien estaba al frente de la institución desde 2019, cuando la Unión de Crédito Progreso se transformó en banco.

La salida de Segovia Sáenz fue notificada oficialmente a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, instancia que confirmó la remoción del directivo, con efectos a partir de finales de noviembre de 2021.

El ingeniero agrónomo de Delicias formó parte de Unión Progreso desde el año 2011, como responsable del área de crédito; ascendió a director general del grupo en 2015 y se encargó de los proyectos fallidos de creación del Banco Progreso Chihuahua y luego de Bancadel (Banco de Delicias), para luego quedar al frente de Bankaool, a partir de diciembre de 2018 y durante tres años.

Segovia comenzó su carrera bancaria en el Banco Nacional de Crédito Rural (Banrural), que en el año 2002 se transformó en la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (Financiera Rural), donde también laboró en sus oficinas centrales en la Ciudad de México.

Chihuahua— Posteriormente, alrededor del año 2010, pasó a la banca privada en Banorte, donde se hizo cargo durante un año del área de financiamiento agropecuario de la institución, para luego incorporarse en 2011 a la Unión Progreso, con sede en Delicias, cuando el grupo chihuahuense era dirigido por Jaime Herrera, quien luego se convirtió en secretario de Hacienda del Gobierno del Estado.

Como responsable del área de crédito de Progreso permaneció Segovia Sáenz hasta 2015, durante las gestiones de Herrera y Sergio Becerra.

También participó en los proyectos para convertir en banco a Progreso, hasta que en diciembre de 2018 la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dio la autorización para que la chihuahuense adquiriera la marca Bankaool, cuando éste ya había sido liquidado.

Fue así que a partir de 2019 Segovia Sáenz fue presentado públicamente como director de BankaoolProgreso. El 8 de enero de ese año, ya instalado como titular, dio a conocer oficialmente la adquisición de Bankaool, creado como una sociedad financiera de objeto múltiple en 2006, con operaciones principalmente en el centro y sur del país.

En conferencia de prensa en esa fecha, Segovia anunció los planes del banco con origen en Delicias, para extenderse por el país con una red de 380 cajeros a nivel nacional y una alianza con el estadounidense Metabank.

Entre los anuncios que hizo la nueva directriz fue buscar una participación en el mercado de las remesas que se envían de Estados Unidos a México.

Segovia, en dicho anuncio, también deslindó a Progreso y a Bankaool de los problemas que representó para el primero la participación del exgobernador César Duarte en un fideicomiso durante los años previos.

Latente la bancarrota

El 23 de junio de 2021, El Diario dio a conocer que, tras poco más de dos años de la alianza ProgresoBankaool para adoptar como razón comercial la segunda marca, la institución chihuahuense estaba en riesgo de quiebra, al caer su Índice de Capitalización (Icap) a un 10.54 por ciento, cuando el promedio nacional de la banca nacional era de 18 por ciento.

“El indicador del mes de marzo reportado en mayo por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) se encuentra casi en el mínimo permitido de acuerdo a las reglas de la autoridad (10.50%), situación que coloca a la institución en riesgo de una quiebra”, publicó El Diario.

“La operación del banco registra números rojos como resultado de su operación, así como en Rendimientos sobre Activos (ROA) y Rendimientos sobre Capital (ROE), según lo demuestran los estados financieros de Bankaool y sus reportes enviados a la CNBV. Eso ha llevado a inyecciones de capital mes a mes, pero las pérdidas se siguen acumulando de acuerdo a los reportes públicos”.

Desde entonces se advirtió que Bankaool cerró el año 2020 con pérdidas por 131 millones de pesos en su utilidad de operación y su resultado neto fue negativo por 115 millones de pesos. Para el mes de marzo de 2021 su utilidad registró 34 millones de pérdidas y su resultado neto fue de menos 26 millones de pesos, mientras que para abril registró en el primer concepto 43 millones y 34 millones de pesos en el segundo, ambos en rojo.

“En cuanto al Índice de Capitalización, que resulta de la división del capital neto entre los activos ponderados sujetos a riesgo total; el Coeficiente de Capital Básico (CCB) y el Coeficiente de Capital Fundamental (CCF), que también miden la solvencia de cada institución, los de Bankaool también se encuentran en niveles muy bajos”, de acuerdo con lo publicado.

“Según el comunicado mensual de marzo de la CNBV –en el que se da a conocer información sobre los índices de capitalización, la clasificación de las instituciones en grados de importancia sistémica y en categorías de alertas tempranas– el

Icap de la banca múltiple se ubicó en 18.28%, con un CCB de 16.64% y CCF de 15.34%”.

Dichos indicadores de Bankaool, en ese momento, eran los más bajos del país, al ubicarse en un 10.53 por ciento, mientras que ABC Capital y Accendo Banco (ya liquidado), otras dos instituciones menores y regionalizadas de México, le seguían con 10.54% y 11.62% de Icap, respectivamente.

En junio y para conocer una postura oficial de Bankaool en torno a sus estados financieros, el Icap y los indicadores en rojo que ha presentado, fue buscado el ingeniero Sergio Segovia, pero no quiso responder.

El plan, operar sin ganancias

Tras la publicación, el entonces director general de Bankaool accedió a una entrevista con El Diario, en la que se aseguró que el nivel bajo de capitalización del banco no representaba un riesgo de quiebra ni de intervención por Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Además, aseveró que entre los planes de Bankaool estaba previsto operar sin ganancias durante el año en curso.

“Ese resultado no significa que sea una pérdida, simplemente no se ha ganado porque se ha tenido que invertir”, dijo el directivo de la institución bancaria, quien aseveró que desde el comienzo de Bankaool se tenía previsto operar sin ganancias unos años.

Refirió que desde el inicio de operaciones el 18 de febrero del 2019, se hizo entrega a la autoridad de un plan de operación donde se indicó cómo se iría creciendo, invirtiendo y obviamente “sin generar ganancias en los primeros años de operación”.

“Vamos en ese camino, no vemos riesgo ni de ser intervenidos ni de quebrar, eso lo saben nuestros clientes e inversionistas”, dijo.

Sin embargo, los planes de Bankaool, registrados ante la CNBV desde que Progreso obtuvo la aprobación para operar como banco con esa alianza, eran consolidarse durante 2019 y 2020, para tener una operación favorable en 2021.

Los proyectos no tuvieron resultados positivos, pues al cierre del mes de noviembre de 2021 la mayoría de sus indicadores mostraban deterioro.

“La cartera vencida de Bankaool pasó de 134 millones de pesos en octubre a 231 millones de pesos en noviembre, alza del 72 por ciento, lo que representa un récord de incremento en el último año, lapso en el cual han llegado a niveles críticos todos los indicadores de resultados del banco chihuahuense”, publicó El Diario ayer.

“En noviembre del año 2020, la institución tenía en problemas de impago cerca de 29 millones de pesos, por lo que en 12 meses el incremento es de 824 por ciento, según se asienta en el boletín estadístico del sistema bancario, emitido el pasado 30 de diciembre por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores”, asentó.

En este marco es que se dio la salida de Segovia Sáenz de la dirección general de Bankaool, con efectos a partir del mes de noviembre pasado, lo que validó la autoridad bancaria nacional.

El Diario buscó hacer contacto con la directiva de Bankaool y con Segovia para conocer una postura oficial sobre el cambio, pero hasta el cierre de esta edición no fueron localizados.

close
search