Estado

Desmantelan Fiscalía Sur por corrupción

• Cesan a Lilia Maldonado Reyes y Ginés Jaime Ruiz, fiscal y titular de la AEI • Asesinato de comandante Tarango provocó los cambios, aseguran

El Diario

domingo, 16 mayo 2021 | 08:01

Parral— A una semana del asesinato del segundo comandante de la Policía Ministerial en Parral, Luis Raúl Tarango Ávila, fueron notificados de su relevo la fiscal de la Zona Sur, Lilia Maldonado Reyes, y el primer comandante Ginés Jaime Ruiz.

Personal operativo de la Fiscalía Zona Sur dio a conocer que la tarde del viernes la Fiscalía General del Estado ordenó la salida de ambos funcionarios, en el marco de la ejecución de Tarango el pasado 7 de mayo.

Oficialmente la Fiscalía estatal no proporcionó detalles de la decisión, pero el vocero Carlos Huerta confirmó que la siguiente semana se darán a conocer los nombres de quienes encabezarán la dependencia regional con sede en Parral.

Parral— Según el portavoz, los movimientos forman parte de una serie de cambios que se tienen previstos en la corporación en los próximos días, los cuales “se darán a conocer en tiempo y forma por parte de los titulares”.

La fiscal Lilia Maldonado tenía 5 años al frente de la dependencia, prácticamente desde que inició la administración estatal de Javier Corral Jurado. En tanto que Ginés Jaime Ruiz asumió el cargo el 18 de noviembre de 2020, contando con apenas seis meses en dicho puesto.

Ruiz ocupaba un puesto de mando en la Comisión Estatal de Seguridad desde el comienzo de la actual administración estatal, pero luego fue cambiado a la Agencia Estatal de Investigación, dependencia de la Fiscalía del Estado.

Fuentes de la Fiscalía Zona Sur detallaron que desde el pasado viernes por la tarde los funcionarios fueron notificados de su cese y que será hasta la semana entrante cuando sea haga oficial.

El pasado 7 de mayo se registró el atentado contra Tarango Ávila, en las inmediaciones de la Puerta del Tiempo de Parral. En la escena se embalaron cerca de 200 casquillos.

El fiscal general, César Augusto Peniche, comentó que la investigación del caso apunta a que el subcomandante se había negado a recibir sobornos de uno de los grupos delictivos de aquella región.

Posteriormente comentó que “La gente de Parral” (Cártel de Sinaloa o Gente Nueva), encabezados por “Los Salgueiro” y particularmente Antonio Leonel Camacho Mendoza, “El 300”, podrían ser los presuntos responsables del crimen.

Días después del violento hecho, dos policías de la Agencia Estatal de Investigación fueron separadas de sus cargos y puestas bajo investigación por el Departamento de Asuntos Internos debido a que en día y horas laborales, se dispusieron a ingerir bebidas alcohólicas con un hombre presuntamente relacionado a un grupo delictivo de aquella región.

El sujeto baleó a una de las policías, que fue trasladada a un hospital en tanto que su compañera y el agresor fueron detenidos y puestos a disposición de un juez, quien determinó que no había responsabilidad de éstos en el hecho.

En la región de influencia de la Fiscalía Zona Sur se han presentado incidentes violentos desde hace años, relacionados con los agentes y mandos estatales.

El 7 de septiembre de 2017 la agente ministerial Edith Alejandra Hermosillo Royval, asignada al destacamento de Atascaderos en el municipio de Guadalupe y Calvo, fue ejecutada en la ciudad de Parral, afuera de su domicilio en la calle Sucre de la colonia Kennedy. Tres hombres descendieron de un vehículo y la golpearon con un bat en la cabeza hasta causarle la muerte.

El 14 de abril de 2018 Salvador Bárcenas Saavedra y Ricardo Ruvalcaba González, primero y segundo comandante de la Policía Ministerial en la Zona Sur del estado, fueron acribillados en la vía corta a Chihuahua, cerca del municipio de Valle de Zaragoza.

Las autoridades localizaron una camioneta blanca calcinada. Ambos habían recibido el nombramiento en agosto del 2017.

Derivado de un enfrentamiento entre elementos ministeriales y civiles armados, el 10 de octubre de 2020 en la ciudad de Parral el agente de la Unidad Antisecuestros Luis Fernando Ibarra Peña fue herido en la cabeza con un fragmento de bala calibre .308, convaleciendo por 12 días en un hospital, hasta que falleció por las lesiones que presentó.

close
search