Estado

Desdeñó Estado Insabi con Salud en crisis

Paros y deudas han marcado a la actual administración

Archivo/El Diario de Juárez

El Diario

jueves, 06 febrero 2020 | 11:37

Chihuahua— El Estado desdeñó adherirse al Insabi pese a que el sector manejado por la autoridad estatal se encuentra en crisis, la cual se ha agudizado durante la actual administración ante la falta de pagos al personal, desabasto de medicamentos, paros laborales y una deuda con proveedores que no ha logrado saldar.

En abril pasado el secretario de Salud, Jesús Enrique Grajeda Herrera, reconoció ante los diputados del Congreso que Chihuahua atraviesa una crisis en materia de salud, luego de informar que el presupuesto le fue disminuido en mil 520 millones de pesos del año 2018 al 2019.

Explicó que la falta de medicamentos y del servicio en las zonas controladas por la delincuencia organizada, aunada a una deuda de dicha dependencia que asciende a 2 mil 500 millones de pesos, la ponen en una situación difícil.

Mencionó que tenían muy claras las necesidades de la población en materia de salud, y se justificó diciendo que hacen “lo que está a su alcance”.

Carencia de especialistas, falta de mantenimiento en los hospitales de Chihuahua y Juárez, falta de equipo en clínicas de la zona serrana, problemas de inseguridad y para poder llevar el servicio de salud a la población serrana, entre otros señalamientos, le hicieron los legisladores al titular de Salud en el estado.

Personal médico se ha manifestado en diversas ocasiones en hospitales estatales y de Pensiones debido a la falta de pagos y suministros, además de las protestas de usuarios por la escasez de medicamentos.

En agosto de 2019, en el municipio de Guadalupe y Calvo hubo un paro laboral en el hospital comunitario, ubicado a más de 465 kilómetros de la capital del estado, luego de que médicos, enfermeras y parte del personal administrativo denunciaran malas condiciones laborales y falta de medicamentos e insumos.

Más de 10 mil personas de la región llegan en busca del servicio, a las que se suman usuarios de los estados de Sinaloa y Durango.

Personal de Salud aseguró en ese entonces a El Diario que el déficit de especialistas y de equipo como rayos X, incubadoras, portadores de oxígeno y aparatos para hacer electrocardiogramas, entre otros, ponían en riesgo la vida de los pacientes, aunque los galenos realicen su trabajo de la mejor manera posible.

El doctor Francisco Javier Medina Gutiérrez comentó entonces que desde hace 10 años empezó el problema de falta de recursos para el hospital debido a que fue degradado de general a regional, hace 5 años a comunitario y el rumor es que la Secretaría de Salud lo degradará aún más, para convertirlo en un centro de salud con hospitalización.

Pedro Flores, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud federal, dijo en días pasados que la deuda es de 55 mil millones 17 mil 594 pesos a proveedores (medicamentos y material de curación) y de 25 mil 297 millones a terceros institucionales o no institucionales, mientras que el resto es un pasivo por otros pagos. En la lista aparece el estado de Chihuahua con una deuda superior a los 456 millones de pesos.

No recibirá Estado recursos extraordinarios

De acuerdo con el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, los estados no adheridos al Instituto de Salud del Bienestar (Insabi) recibirán sus recursos de manera normal, sin embargo no tendrán acceso a los 40 mil millones adicionales, un fondo extra presupuestado para este 2020.

El presupuesto estatal de este año tiene contemplado recibir por transferencias, asignaciones y otras ayudas más de 949 millones de pesos por parte de la Federación, dentro del rubro de Salud.

Chihuahua recibirá por convenios con la Federación 160 millones 53 mil 962 pesos como reasignación de recursos federales de la Secretaría de Salud, mientras que del Seguro Popular o Insabi la cantidad será de 789 millones 78 mil 807 pesos.