PUBLICIDAD

Estado

Tragedia en la frontera

Denuncian al Estado Mexicano ante la CIDH

La acción fue realizada por familiares y víctimas del incendio ocurrido el 27 de marzo en la estación provisional del Instituto Nacional de Migración

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

sábado, 11 noviembre 2023 | 15:00

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.- En compañía de una decena de organizaciones civiles, familiares y víctimas del incendio ocurrido el 27 de marzo en la estación provisional del Instituto Nacional de Migración (INM) denunciaron al Estado Mexicano ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Que difícil vivir en ese momento, cuando veía ese lugar en llamas, que el humo se estaba expandiendo en ese lugar encerrado, había como cuatro ventanas sin ventilación y las ventanas las tenían cerradas, y entre más eso se estaba humando yo, una desesperación, corría de un lugar a otro, gritaba: abran las puertas”, relató Brian Quintero, uno de los sobrevivientes del incendio en el que murieron 40 extranjeros la primera vicepresidenta de la Comisión Interamericana y relatora para México, Esmeralda de Troitiño.

Durante la audiencia “Derechos humanos y acceso a la justicia de personas detenidas por motivos de inmigración”, en la que también estuvieron presentes el representante adjunto en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jesús Peña Palacios, y Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Yuriria Rodríguez, Quintero cuestionó al gobierno mexicano: “¿Es delito migrar?, ¿es delito salir del país?, nosotros solo pasamos de tránsito en un país, en donde las autoridades de México nos maltratan, nos insultan”.

“Estábamos en un lugar tan encerrado, había personas que tenían hasta cuatro días encerrados en ese lugar, y que difícil saber que un día lunes, que ese día se iba a terminar la vida de muchos para nosotros. Es algo que va a quedar marcado en nuestras vidas, a mí a veces me cuesta respirar (…) a veces nosotros pedíamos agua y lo que ellos nos decían es que si nosotros queríamos agua eso nos costaba 500 pesos”, aseguró. Recordó que él ”escuchaba que los demás decían: por favor, abran las puertas, tenemos hijos, tenemos hijos, no nos dejen morir aquí adentro”, por lo que reclamó a las autoridades mexicanas “que se hicieran de la vista gorda, no abrieron la puerta para salir, a muchas familias, cuántos dejaron sin familiares, solos, padres que se fueron, hijos que quedaron solos”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search