Denuncian a 223 estatales; separan a 16

Han sido acusados de robo, tortura y hasta extorsión

El Diario
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

Chihuahua— Al menos 223 policías estatales adscritos a la Fiscalía General del Estado (FGE) fueron denunciados penalmente en los últimos dos años por la presunta comisión de delitos como abuso de autoridad, robo, amenazas, extorsión, allanamiento de morada, tortura, lesiones, daños y violencia familiar.

Pese a la gravedad de las acusaciones, la corporación únicamente aplicó sanciones a 31 de esos elementos y, de ellos, 16 fueron separados de sus funciones, algunos sólo temporalmente, se dio a conocer mediante respuesta a la solicitud de información pública con el número de folio 006612019.


Reportaron a 105 agentes en 2018

En el oficio se informa que en el 2017 los denunciantes fueron 79 hombres, 38 mujeres y una persona sin definir sexo.

El año pasado las denuncias en las agencias del Ministerio Publico en la entidad fueron de 69 hombres, 35 mujeres y una persona sin definir sexo.

La dependencia reveló que en el año 2017 quedaron separados de sus funciones 14 elementos, uno más fue amonestado y una mujer agente fue suspendida de sus labores sin goce de sueldo durante 16 días.

Para el año 2018 cuatro elementos fueron amonestados, seis suspendidos sin goce de sueldo, dos quedaron separados de sus funciones y tres más fueron acreedores a una remoción.

“Después de una búsqueda exhaustiva en las bases de datos, no se encontró ningún elemento en cursos o capacitación al momento de recibir la sanción”, respondió Juan Urbina, titular de la Unidad de Transparencia de la FGE.

El artículo 182 de la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública dice textualmente que “concluida la suspensión, el integrante deberá presentarse en su área o unidad de adscripción, debiendo informar por escrito al superior jerárquico su reincorporación al servicio”. (El Diario)