Estado

Delicienses 'conquistan' la Nasa

'Jamás soñamos que trabajaríamos en la NASA, hoy es una realidad que vivimos a diario', declaró Erik López Alcalá

El Diario de Chihuahua

Érika González Lozano
El Diario

viernes, 28 junio 2019 | 10:51

Delicias— “Jamás soñamos que trabajaríamos en la NASA, hoy es una realidad que vivimos a diario”, declaró Erik López Alcalá, quien junto a su hermano Juan Carlos, se encuentra en Estados Unidos trabajando como ingenieros en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio.

Los delicienses iniciaron su educación básica en escuelas como la primaria Constitución 2205 y la Secundaria Leyes de Reforma, “cuando yo tenía 12 años y mi hermano Juan Carlos 16 cumplidos y cursaba el primer semestre de la preparatoria 20-30, me dijo que quería irse a estudiar a El Paso, Texas”, comentó Erik.

Recordó que Juan Carlos le dijo que se fueran juntos y que allá terminaban sus estudios, “como mi hermano mayor lo seguí y hasta el día de hoy los dos estamos en la NASA”, agregó.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, más conocida como NASA, es la agencia del Gobierno estadounidense responsable del programa espacial civil, así como de la investigación aeronáutica y aeroespacial.

Juan Carlos, tiene actualmente 29 años de edad, estudió Ingeniería Mecánica en el país vecino y de ahí aplicó para trabajar en la NASA y desde hace seis años se desempeña en esa profesión dentro de esta importante agencia de investigación. Ayer se gradúo de un programa de liderazgo promovido por la misma agencia.

Aunque ha sido de gran importancia tener este empleo, Juan Carlos, se despidió para seguir preparándose en la Universidad de Harvard, escuela privada ubicada en la ciudad de Cambridge en Estados Unidos, para cursar dos maestrías de forma simultánea, aeroespacial y negocios.

Erik, siguió sus pasos y se gradúo como ingeniero eléctrico y también aplicó para trabajar en la misma agencia cumpliendo ya dos años de empleado, actualmente tiene 25 años de edad y afirmó que jamás pensaron que trabajarían juntos y tampoco en un lugar como ese.

Los dos jóvenes son muestra de que se puede salir adelante con dedicación y esfuerzo, son un ejemplo a seguir para quienes desean buscar un futuro diferente fuera de su ciudad natal. Ambos encontraron el apoyo de sus padres y aprovecharon la confianza que se les dio para seguir estudiando, terminar una carrera, encontrar trabajos soñados por muchos y además, seguir preparándose.

Te Puede Interesar