Definirá gobernador apoyo federal, afirma

La federación dejó en manos del Gobierno de Chihuahua la distribución operativa de algunos de los elementos de fuerzas federales asignados a esa entidad

Reforma
viernes, 12 abril 2019 | 06:00

Ciudad de México— La federación dejó en manos del Gobierno de Chihuahua la distribución operativa de algunos de los elementos de fuerzas federales asignados a esa entidad.

Javier Corral, gobernador de Chihuahua, informó que el esquema fue acordado ayer durante una reunión privada en Palacio Nacional con el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, y el Consejero Jurídico de la Presidencia, Julio Scherer.

“Ya tenemos dos zonas prioritarias en el estado, la zona occidente y Ciudad Juárez. Para la zona occidente hemos tomado un acuerdo muy importante con el secretario: que será la Mesa de Coordinación Estatal, que yo encabezo, la que se encargue de generar la mejor distribución operativa de esa nueva presencia de fuerzas federales en Chihuahua, dentro de una estrategia que nosotros hemos planteado”, dijo.

—Usted lleva mano para determinar dónde se reforzará con la presencia de fuerzas federales?, se le preguntó.

—Así es, la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz definirá. No es un modelo tan nuevo, pero ahora sí existe una coordinación más efectiva. Sin duda hay un cambio de actitud, un ánimo de colaboración y entendimiento con nosotros. Venimos de una época muy aciaga con Peña Nieto, porque en seguridad pública prácticamente nos dejaron solos, respondió.

Aunque reconoció que mantiene diferencias ideológicas, programáticas y políticas con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador emanado de las filas del PAN se pronunció por que la estrategia de pacificación y combate al crimen sea un terreno neutral.

“En el tema de seguridad pública, de combate a la delincuencia, buscaremos siempre que sea una zona de neutralidad política, que actuemos con el mayor nivel de coincidencia y que incluso las diferencias que tengamos en este tema, tengamos cauces y mecanismos internos para dirimir las diferencias”, manifestó.

“Voy a procurar que sea una gran zona de neutralidad política, de altura de miras, de visión de Estado y, si existen diferencias, que encontremos conductos privados, internos, porque en este tema las diferencias terminarían abonando más a los delincuentes que a nuestros gobiernos”.

Sin embargo, advirtió que en el resto de los temas seguirá expresando públicamente sus posturas, aunque contravengan las del Gobierno federal.

“Hay otros temas en los que esas diferencias no pueden tener otro cauce más que la opinión pública, pero ya son de carácter ideológico, programático, político y de concepción democrática”, indicó.

“Es clarísimo que en el tema de la concepción democrática somos harinas de diferente costal y en eso, nosotros nunca dejaremos de expresarnos”.

Corral informó que tanto Durazo como Scherer fueron invitados a realizar una gira de trabajo por el estado de Chihuahua, para continuar con el diálogo.