Estado

Declaran hoy Alerta de Género

Tras dos años perdida, la activan para Juárez y otros cuatro municipios

Salud Ochoa / Hérika Martínez
El Diario

martes, 17 agosto 2021 | 10:31

Archivo / El Diario de Juárez | Caravana de madres de víctimas de homicidio encontradas en el Arroyo del Navajo

Tras más de dos años de haber sido solicitada –en junio de 2019–, hoy finalmente la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) de la Secretaría de Gobernación declarará la Alerta de Violencia de Género en Chihuahua, informó Jorge Contreras Fornelli, invitado permanente del Consejo Nacional de Seguridad Pública. 

El acto protocolario se realizará en la capital del estado con la asistencia de Fabiola Alanís, titular de la dependencia federal. 

“El Estado mexicano ha fallado en una de sus obligaciones fundamentales: la protección de la vida (…)  Ser mujer en Chihuahua es estar expuesta a múltiples violencias, pero ser mujer, joven, pobre, lesbiana, indígena, incrementa sustancialmente la vulnerabilidad frente al contexto violento en que vivimos hoy día las y los chihuahuenses”, destaca el informe del Grupo de Trabajo conformado para atender las solicitudes de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por violencia feminicida para los municipios de Juárez, Chihuahua, Cuauhtémoc, Hidalgo del Parral y Guadalupe y Calvo del estado de Chihuahua.

El vocero del Gobierno del Estado, Manuel del Castillo, confirmó la recepción del informe y afirmó que la postura oficial se dará a conocer hoy en un evento oficial en el que se tiene confirmada la participación de la comisión nacional.

En un documento de casi 300 páginas se establece que la violencia contra las mujeres tanto en el territorio estatal como en los municipios objeto de estudio existe en todos los ámbitos, desde el laboral hasta el educativo, familiar, comunitario e institucional.

En resumen, habla de la falta de coordinación entre entes públicos de todos los niveles para atender la violencia, información incompleta y dispar entre instituciones, desconocimiento y falta de acceso a la justicia, carencia de procesos institucionalizados, falta de personal especializado y una creciente polarización en las posiciones sociales y también de las autoridades frente a los derechos humanos de las mujeres.

Por ello, dicen las investigadoras, es necesario implementar políticas públicas que garanticen los derechos humanos de las mujeres y las niñas, partiendo de las carencias existentes y las recomendaciones para subsanar las mismas. 

Indican que el Estado mexicano está obligado, por mandato constitucional a garantizar a las mujeres el pleno disfrute de sus derechos en condiciones de igualdad y libres de discriminación: los derechos a la salud, la educación, la participación política, el bienestar económico, así como a no ser víctimas de violencia. En este último punto, es necesario subrayar la persistencia y la creciente incidencia de violencia feminicida contra las mujeres y las niñas en el país en general y en Chihuahua en particular.

En Chihuahua –agrega– se vive la discriminación contra las mujeres que adquiere formas variadas a través de las prácticas de vida cotidiana en las que reiteradamente se les excluye, se les invisibiliza, se les somete y les son violentados sus derechos. Su condición de género es la causa por la que “se les hace menos”, expresión que resume el sometimiento y la subordinación practicada de forma sistemática, que vulnera su dignidad como personas y se traduce en disminución y desvalorización simplemente por ser mujeres.

El grupo de trabajo concluye también que la información sobre cada una de las modalidades de violencia contra las mujeres, en los ámbitos tanto federal como estatal y municipal no está plenamente coordinada, ni responde a los mínimos elementos para que sea útil en el diseño de las políticas públicas para prevenir, atender, investigar, sancionar o reparar los daños de la violencia de género contra las mujeres. Además, identifican importantes disparidades, contradicciones y omisiones en la información que se presentó y se pudo recabar.

También se hace hincapié en la necesidad de contar con presupuesto, capacidades institucionales, áreas específicas, con personal especializado, que tenga continuidad en su trabajo y que sostenga coordinación para el registro, análisis y difusión de la información con todas las áreas involucradas. 

Este grupo de trabajo identificó una brecha importante entre la participación ciudadana a través de organizaciones civiles y la creciente polarización en las posiciones sociales y también de las autoridades frente a los derechos humanos de las mujeres.

Preocupa también la tolerancia social de la violencia contra las mujeres expresada en la invisibilización de la gravedad de la violación de derechos humanos de las mujeres, su minimización o bien, el análisis de los hechos desde criterios erróneos apartados de los derechos humanos y de otorgarles un papel relevante en un sistema democrático.

De acuerdo con la información recabada y analizada, se estima que no existen estudios o investigaciones sobre el impacto que tiene en las mujeres y sus familias el sufrir algún delito por motivos de violencia de género. 

Hace hincapié en que se requieren generar y actualizar datos respecto de los delitos contra las mujeres cometidos por razones de género en los cinco municipios, especialmente preocupa la desagregación de los registros de Hidalgo del Parral y Guadalupe y Calvo, pues ello permitirá diseñar, implementar y evaluar las acciones dirigidas a prevenir y atender la violencia contra las mujeres en territorios específicos. 

Preocupa, dice, que en municipios en los que tiene presencia la FEM, ésta cuente con personal insuficiente y con condiciones inadecuadas de los bienes inmuebles así como el ínfimo presupuesto tanto para el CAVIM como para la Fiscalía encargada de investigar la violencia feminicida.

Agrega que es urgente la generación de capacidades institucionales que permitan investigar la violencia feminicida, desde la especialización en perspectiva de género, enfoque de derechos humanos y la interculturalidad.

Respecto de las acciones inmediatas para evitar los feminicidios como son las órdenes de protección, se necesita el involucramiento de las autoridades del Gobierno local en todos los municipios. Es importante focalizar las tareas de búsqueda de mujeres y niñas desaparecidas o no localizadas en el municipio, como parte de un contexto de violencia feminicida. En tal sentido, resulta necesario implementar células de búsqueda inmediata de mujeres, en coordinación con el Gobierno estatal y en su caso, federal.

Reitera que no existe información precisa sobre los delitos de las modalidades de violencia hasta 2019, desglose de éstos así como la falta de clasificación, organización o sistematización de las carpetas de investigación o de los casos atendidos. 

Por otro lado, en el nivel de educación superior, en Chihuahua se ha confirmado la existencia del acoso y el hostigamiento sexual, incluso en algunas instituciones se han dado casos de feminicidio y desaparición de estudiantes mujeres. Las denuncias son desestimadas.

La Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) es un mecanismo de protección de los derechos humanos de las mujeres único en el mundo, establecido en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y su trámite para emitirla o concederla lo describe el reglamento de dicha ley.

Consiste en un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida y la existencia de un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres, en un territorio determinado, por parte de individuos o de la propia comunidad.

Y aunque Ciudad Juárez y Chihuahua cuentan con altos índices de feminicidios y violencia contra las mujeres, la alerta se declaró antes en 22 entidades del país.

El informe del Grupo de Trabajo destaca la ubicación geográfica de Juárez, en la frontera con Estados Unidos, lo que le confiere un perfil singular respecto a temas como poblamiento, industrialización, migración, comercio y coordinación de autoridades en los diversos ámbitos de la vida social local, así como su mutación de la producción de algodón al asentamiento de más de 300 maquiladoras en los últimos 40 años. 

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a diciembre de 2020 se contabilizaron 19 presuntos delitos de feminicidio para el municipio de Ciudad Juárez, ocupando el número uno en la lista de los primeros 100 municipios con presuntos delitos de feminicidio.

Además, de acuerdo con los datos del Gobierno federal, en 2019 se registraron 245 mujeres víctimas de homicidio en Chihuahua y 258 más en 2020, posicionando al estado como la segunda entidad con más víctimas de homicidio doloso del sexo femenino. 

En 2020, en el estado de Chihuahua se registró que se cometieron 30 feminicidios, de los cuales el 63.3 por ciento se encuentra en el municipio de Juárez, y otro 26.6 por ciento corresponde al municipio de Chihuahua.

close
search