Estado

Debe Chihuahua pagar agua

Emite nota diplomática al Gobierno de la República para recordarle adeudo

El Diario

Sandra Rodríguez Nieto
El Diario de Juárez

jueves, 11 junio 2020 | 06:59

Estados Unidos pidió el pasado 13 de mayo a su embajada recordar al Gobierno de México el pago de 431.7 millones de metros cúbicos de agua anuales de los afluentes del río Bravo y a los que obliga el Tratado de 1944, invocado el martes ante los productores inconformes en Ojinaga por la extracción de la presa El Granero.

A través de una nota diplomática, el Departamento de Estado del vecino país menciona también que hay un adeudo del período anterior de cinco años y que estos faltantes no pueden presentarse en dos ciclos consecutivos.

De acuerdo con datos gubernamentales, este tratado binacional indica que a Estados Unidos le toca “una tercera parte del agua que llegue a la corriente principal del río Bravo” procedente de diferentes caudales, entre ellos el río Conchos, que alimenta la presa El Granero.

“El Departamento recuerda que México terminó el ciclo anterior con un déficit de más de 400 mil acres pies (493.3 millones de metros cúbicos) con seis meses restantes en el ciclo actual de cinco años”, dice la nota, en poder de este medio.

“El Gobierno de Estados Unidos busca garantías de que México tomará medidas activas adicionales para cumplir con las obligaciones del tratado relacionadas con las entregas de agua”, agrega el texto oficial.

El pasado martes, y luego de que fracasó en Ojinaga un intento de diálogo con productores agrícolas inconformes con la extracción de agua de la citada presa (ubicada en el municipio de Aldama), el delegado del Gobierno federal en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, mencionó que el aumento en los volúmenes (de 8.5 a 22 metros cúbicos por segundo durante el ciclo agrícola) eran para cumplir el acuerdo internacional de agua de 1944.

“Informarles a los productores que tienen asegurado su ciclo agrícola para el 2020, que no hay riesgos, que los volúmenes de la presa son suficientes para que se proteja la agricultura de la región”, dijo Loera ante medios en aquella localidad.

“Y el planteamiento de la necesidad de cumplir con el tratado de 1944, del cual cumpliéndolo se asegura que la postura del Gobierno de México en relación a otros tratados es firme”, agregó el funcionario, entrevistado en el interior de la alcaldía.

La inconformidad y las protestas por la extracción de agua de la presa, que inició en días pasados, motivó el encuentro de Loera con un grupo de productores del Distrito de Riego 090, en el que éstos insistieron en no rebasar la extracción de 8.5 metros cúbicos por segundo.

Al terminar sin acuerdos, el funcionario trató de salir de la alcaldía en la que se realizaba la reunión, pero le fue impedido por decenas de personas que, en dos ocasiones, le cerraron el paso y rodearon el edificio hasta alrededor de las 3 de la madrugada.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, en la conferencia matutina de ayer, atribuyó la oposición al cumplimiento del acuerdo a motivos políticos.

“Ahora estamos en Chihuahua abriendo presas para pagar una cuota que se tiene por un convenio con los Estados Unidos desde los años 40. Hay que dar una cantidad de agua a Estados Unidos, es un convenio que se suscribió desde hace muchos años, desde los años 40 del siglo pasado y corresponde ahora entregar agua”, dijo el presidente.

“Y agarran de bandera algunos que quieren ser diputados de los partidos que no se permita que se cumpla con el compromiso de entregar el agua. Si no cumplimos con ese compromiso pues hay sanciones en donde salen perjudicados los mismos productores, porque si nos cierran la frontera o hay aranceles porque no se cumple con un tratado internacional, pues eso nos afecta, pero como hay elecciones en Chihuahua ahí andan aprovechándose de la circunstancia”, agregó el titular del Ejecutivo.

El texto del Departamento estadounidense agrega que, el 5 de diciembre de 2019, en una reunión entre las secciones de los dos países representadas en la Comisión Internacional de Límites y Aguas y el Gobierno de Texas, funcionarios de México presentaron un plan para liberar agua de las reservas mexicanas entre ese mes y el fin de febrero.

“Los funcionarios dijeron que esas liberaciones, junto con flujos estacionales adicionales hasta octubre de 2020, ayudarían a asegurar que el ciclo de cinco años actual no termine con déficit en octubre 24, del 2020. Las entregas de agua se han quedado cortas, sin embargo, con menos de 16 mil acres pies entregados entre diciembre de 2019 y febrero de 2020, y sólo un adicional de 14 mil acres pies entregados a los Estados Unidos para el fin de abril”, indica el texto, antes de mencionar que busca que México tome medidas para asegurar el pago.