Estado

ESPECIAL

De las ‘deslealtades’... a las contradicciones y traiciones de Corral

Primero cuestiona y critica, pero al paso del tiempo, cambia drásticamente su discurso y forma de pensar

Heriberto Barrientos
El Diario

domingo, 27 junio 2021 | 08:36

El Diario de Chihuahua

Chihuahua.- A menos de tres meses de dejar el cargo de gobernador, Javier Corral Jurado dijo, a través de su cuenta de Facebook el pasado miércoles 23 de junio, lamentar la pérdida de “lealtades” –sin decir nombres– en el equipo que lo acompañó a lo largo de estos casi cinco años de gestión.

Sin embargo, durante su carrera política el mandatario ha realizado múltiples declaraciones públicas en las que cuestiona y critica el actuar de personajes de la vida política nacional y estatal, pero al paso del tiempo cambia drásticamente su discurso y forma de pensar.

Textualmente el mandatario estatal escribió a mitad de la presente semana: “Créanme que no me puede tanto la ofensa pública en mi contra, de varias personas a las que brindamos la oportunidad de colaborar en nuestro gobierno; tengo la conciencia tranquila sobre mis lealtades esenciales.

Chihuahua— Lo que en realidad me puede más, es ver tanta indignidad contra sí mismos; siento pena ajena de ver cómo se reciclan las lealtades, y todo lo que tienen que hacer para granjearse una nueva oportunidad o para conservar un trabajo al que tendrían derecho por su propio esfuerzo.

Qué época tan frágil, la que ahora estamos viviendo, en el concepto esencial de la dignidad humana”.

El pasado jueves, al ser cuestionado por los reporteros en Palacio de Gobierno sobre a qué persona o personas se refería, Corral se negó a dar respuesta.

24 de septiembre de 2020

El Gobierno federal quiere verme humillado pero se va a topar con pared: Corral

En pleno conflicto por el agua, luego de los disturbios en la presa “La Boquilla” y el ataque en Delicias que sufrió el matrimonio conformado por Jessica Silva y su esposo Jaime Torres, donde la primera perdió la vida por las heridas a balazos que le dispararon por la espalda elementos de la Guardia Nacional, se rompió la relación entre el gobierno de Corral y el del presidente Andrés Manuel López Obrador, incluyendo la Mesa de Seguridad.

El gobernador de Chihuahua señaló que el Gobierno federal lo quería “humillar”, pero se “va a topar con pared” ya que no iba a permitir que se ofendiera y se agravie a los chihuahuenses.

“A mí al igual que al presidente López Obrador no me gusta la hipocresía, menos la falsa cortesía. El presidente no está acostumbrado a eso, adentro de su gobierno quiere obediencia ciega, quiere entre los gobernadores sometimiento e incondicionalidad, nunca la va conseguir en mi caso”, afirmaba.

Un día después, el 25 de septiembre del año pasado, Corral declaró también a medios nacionales: “Es ruin, es vulgar la manipulación que hace el Gobierno de la República de la información. Lo primero que hay que lamentar es la tragedia de México. Haber pasado de un presidente corrupto como lo fue Peña Nieto, a un presidente que siembra el odio, que manipula y falta a la verdad”.

Pero seis meses después, el 26 de marzo de 2021, en la visita de López Obrador a Ciudad

Juárez para una evaluación de programas del Bienestar, Corral Jurado le expresó en tono cortés: “Le quiero dar la bienvenida al presidente López Obrador… “y se abra la oportunidad entre nuestros gobiernos de reconstruir la relación institucional y la cooperación. Celebramos que esté usted en Ciudad Juárez, bienvenido a Chihuahua, presidente López Obrador”.

24 de junio de 2015

Corral acusó al entonces líder nacional del PAN, Gustavo Madero, de imponer prácticas “clientelares, corporativas o de manufactura priista en el PAN”, pero un año y cuatro meses después lo nombró su coordinador ejecutivo del gabinete.

Como senador de la República, Corral criticó a Madero Muñoz y al entonces gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, por imponer prácticas “clientelares, corporativas o de manufactura priista” en Acción Nacional, las cuales, dijo, son “contrarias a la doctrina” del albiazul.

En ese tiempo, Corral Jurado era aspirante a la dirigencia nacional panista y afirmaba que el reto era desafiar la cargada –impulsada por Madero– para “rescatar al partido”.

El entonces legislador de Chihuahua fue cuestionado sobre si tenía confianza en que el liderazgo de Madero no iba favorecer a algún candidato, a lo que éste respondió: “No está fácil, pues hay un acuerdo de grupos dentro del consorcio que se ha venido formando durante la presidencia de Gustavo Madero, en el que se incluye al mismo gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y otros actores de donde surge la candidatura de (Ricardo) Anaya”.

Lo que el partido necesita, señalaba Corral, “es un árbitro entre todos aquellos que quieran y puedan ser candidatos a la Presidencia en el 2018 y asegurar las condiciones de competencia en los términos de equidad y parcialidad. En ese sentido, el líder del PAN debe ser un ejemplo de verticalidad para facilitar el trabajo de los aspirantes y no para cargar los dados al lado de nadie”.

Corral enfatizó que había decidido participar porque le parecía que la candidatura de Ricardo Anaya “no es la respuesta que el PAN necesita frente al momento que se vive y mucho menos cuando se ve la dinámica de grupos que quiere imponer una decisión frente al conjunto del panismo del país”.

Pese a estas acusaciones, al asumir Corral el 4 de octubre de 2016 nombró a Madero como coordinador de su gabinete y lo mantuvo en el puesto por un par de años, brindándole respaldo para que buscara la candidatura del PAN a la gubernatura de Chihuahua, sin embargo, fue derrotado por María Eugenia Campos Galván en el proceso interno.

30 de julio de 2015

En pleno debate por la dirigencia nacional panista, Corral acusó a Anaya de “habérsele hinchado las manos de aplaudirle a Peña Nieto” sus reformas estructurales.

“Hay un cártel al que he nombrado El Consorcio, no se trata de una disputa interna, sino de recuperar el PAN para los ciudadanos para enfrentar el deterioro institucional de México”, dijo el gobernador.

En su participación, Anaya le dijo a Corral: “El problema que tienes, Javier, es que te opones a todo, nos sorprenden tus declaraciones en donde llamas cobarde y corrupto a nuestro presidente (Felipe Calderón), le dices colérico y fracasado… francamente usas el lenguaje de Andrés Manuel López Obrador”.

Corral respondió: “Habla Ricardo Anaya y me recuerda al PRI. Si alguien ha utilizado cargos para promoverse con recursos públicos de la Cámara de Diputados es él, mientras Madero se fue por la plurinominal, tú lo permitiste, tu pragmatismo es de escándalo. El PAN vive un momento doloroso en su vida interna… A mí no me palomeó mi planilla, Moreno Valle. A mí no me van a escuchar pedir dinero como a ti”.

Empero en junio de 2018, casi tres años después, Corral habló diferente de Anaya.

“Lo más importante es que (Anaya) rompió con el PRIAN, Anaya abandonó y se liberó de esa saga que durante mucho tiempo se manejó entre el PRI y el PAN. Y lo digo abiertamente, porque yo fui abiertamente un crítico del PRIAN. Un poco yo empecé a hablar dentro del PAN de lo que era el PRIAN, con muchos costos. Por eso atacan a Anaya, por eso la campaña de desprestigio contra él, toda esa embustera operación de lo del lavado de dinero, porque Anaya no sólo terminó la era del PRIAN, sino por algo más que es muy importante recuperar: aquí en Chihuahua es donde Anaya se echó pa’ delante cuando se desmarcó del fiscal carnal y cuando habló de una fiscalía autónoma, y entonces tocó centralmente la estrategia de impunidad del presidente (Enrique) Peña Nieto”, mencionó el actual mandatario.

Proceso electoral

Corral traicionó al PAN en el proceso de elección a la gubernatura apoyando con sus acciones a candidatos de Morena y Movimiento Ciudadano, calificó de “mitómana” a Maru Campos y recibió sanción del TEE a su programa de cambio.gob.mx.

El 16 de mayo de 2021, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) aprobara la candidatura de Campos Galván a la gubernatura, la entonces aspirante por la alianza PAN-PRD acusó a Corral de “hacerle la tarea a Morena”.

A través de un video, Maru celebró en redes sociales que el Tribunal Electoral desechó las impugnaciones de los partidos Morena y Movimiento Ciudadano contra su candidatura.

Mostró un documento, el cual, afirmó, es usado por el gobierno de Corral en su contra. Sin embargo, advirtió anomalías en dicho documento, como firmas alteradas y sellos sobrepuestos, en relación a los recibos de la nómina secreta.

Nueve días después, el 25 de mayo, el Tribunal Estatal Electoral emitió un resolutivo en el que se ordenó al Gobierno del Estado suspender las actividades del canal informativo www.cambio.gob.mx, así como iniciar un procedimiento administrativo de sanción al actual coordinador de Comunicación Social del Gobierno estatal, Manuel del Castillo, por algunas publicaciones que incurrieron en actos considerados como calumnias, en contra de Campos.

Sobre la sanción el gobernador no hizo declaración alguna, pero cinco días antes, dijo públicamente: “Yo de entrada les puedo decir que no tengo recuerdo alguno, nunca había visto tanto cinismo y simulación en tantos actores al mismo tiempo. Maru Campos es tan mitómana como César Duarte”.

Corral defendió en 2009 como diputado federal la gestión del extitular de la SSPF, Genaro García Luna, y diez años después tras su captura en Estados Unidos por narcotráfico nombró como titular de la SSPE a su subalterno, Emilio García Ruiz.

El 29 de septiembre de 2009, desde la tribuna del Congreso de la Unión y en su calidad de diputado federal, Corral defendió acaloradamente al exsecretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna.

Diez años después, el funcionario de primer nivel en el sexenio de Felipe Calderón, fue detenido en los Estados Unidos por recibir sobornos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El 8 de enero de 2020 Corral Jurado defendió la trayectoria de García Ruiz, quien fue designado como encargado de la Secretaría de Seguridad Pública en Chihuahua, luego de que se le acusara de brindar protección a algunos líderes del crimen organizado en la Ciudad de México, donde se desempeñó como subsecretario de Seguridad Ciudadana.

El mandatario refirió que García Ruiz era un policía de carrera y trayectoria pensada y que desde que era gobernador electo había pensado en él para que trabajara en su administración, pero que por diversos motivos no se concretó en aquel momento.

García Ruiz fue acusado de realizar extorsiones millonarias y cateos no autorizados como subsecretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, así como señalamientos de proteger a presuntos líderes criminales en la administración de García Luna, para que no fueran extraditados, actos que están documentados en diversas notas periodísticas.

close
search