De contador, a las calles de indocumentado

Señala hondureño que las caravanas de migrantes son promovidas por Trump para presionar al Congreso que le autorice el dinero para levantar el muro

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua
domingo, 07 abril 2019 | 13:17
Francisco López/El Diario

Chihuahua— Las caravanas de indocumentados centroamericanos a los Estados Unidos, son promovidas por el mismo Donald Trump y su gobierno, para presionar al Congreso que le autorice el dinero para levantar el muro fronterizo, dijo ayer el hondureño Lennin Borjas, entrevistado en la Casa del Migrante.

Con titulo en la mano como perito mercantil y contador público dijo que la migración de cientos de personas también se lleva a cabo por la falta de oportunidades laborales y de preparación académica, inseguridad, así como por la inconformidad de la imposición norteamericana de Juan Orlando Hernández, como presidente reelecto de Honduras, quien no ha sabido sacar adelante a la nación.

Informó que proviene del Departamento de Colón en Honduras, donde tuvo que dejar a sus tres hijos y esposa, para tratar de llegar a Estados Unidos en búsqueda de un empleo bien remunerado para poder ofrecerles una mejor calidad de vida.

Detalló que viajo junto con su hijo en tren carguero acompañado de su hijo de 13 años, y destacó que es ya la tercera vez que intenta llegar a la Unión Americana, pero la primera en la que no tuvo que pagar cuota a nadie,

Recordó que llegó a México el pasado 28 de febrero en el tren carguero, que en este país le dicen “la bestia”.

Lennin Borja señaló que no quiso ingresar al país junto a las caravanas, porque además de ser utilizadas   y promovidas por el gobierno de Estados Unidos para lograr el dinero para levantar su muro, ya son mal vistas por mucha gente en México.

El mismo Donald Trump dice que la gente que viene es delincuente  y vendedor de drogase, pero la realidad es que él intervino en Honduras para imponer a Juan Orlando Hernández, quien tiene un hermano en Estados Unidos, del cual se le señala como  narcotraficante.

Agregó que la gente no sale de Honduras porque es maleante o narco, sino porque no se ha resuelto el problema de la violencia, no se puede estudiar ni encontrar fácilmente trabajo.

Hay otro problema fuerte, como son los altos impuestos y cobro de los servicios públicos como la energía eléctrica.

La cuestión de las pandillas son otro punto crítico e imponen el pago mensual a los negocios en Honduras.

Dijo que no es fácil dejar a la familia, viajar en forma incierta por muchos días, e ignorar si los niños comieron o no ese día.

Recordó que cuando salió les dejó 100 dólares, pero de eso hace ya muchos días y el dinero nomas no alcanza. “Mi mujer me decía que no la dejara sola con la carga de los tres niños, pero yo tenía que ver cómo sacarlos adelante”.

Dijo que aunque tiene estudios y es perito contable, como no se le daba oportunidad de trabajar, empezó a laborar de albañil en Honduras y ganaba unas cinco mil lempiras, pero para para poder comprar la canasta básica, se requería un ingreso de 15 mil, por lo que no le alcanzaba para cubrir las necesidades de su familia.

Los que ganan bien, son aquellos que trabajan en el gobierno, pero para entrar ahí, se requiere ser amigo o recomendado “por alguien de corbata”, como se dice allá, nomas no se consigue un buen empleo.

El hondureño indicó que buscó trabajo en este país, pero no ha encontrado facilidades para ello, ya que aunque tiene su pasaporte en regla, el titulo de profesionista y otros documentos legales, le falta una visa de trabajo que se consigue en seis meses, un tiempo en el que no puede estar sin trabajar, ya que requiere mandar dinero a su familia.

También mencionó que se ha dado el caso de que labora con un ofrecimiento de salario, pero al momento de terminar la jornada, se le ha pagado menos de lo ofrecido.

Informó que continuará su trayecto hacia los Estados Unidos para buscar asilo político y poder trabajar en ese país, donde, apuntó, no se pide tanto requisito para laborar.

Finalmente apuntó que no es fácil dejar a la familia, ni pedir apoyo económico en la calle, ya que mucha gente cree que uno no quiere trabajar y busca todo fácil, pero no es así, ya que no es fácil encontrar trabajo formal en México.