Cura de Buenaventura está suspendido

El padre Ramiro P., acudió a comparecer debido a que fue llamado por la Fiscalía por un presunto abuso de menores

Viridiana Chairez Loya
El Diario
miércoles, 13 febrero 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes— El presbítero César Alejandro Gómez Arciniega, vicario general de la Diócesis de Nuevo Casas Grandes, dio a conocer que el sacerdote padre Ramiro P., acusado de abuso sexual por una menor de edad y quien prestaba sus servicios en el municipio de Buenaventura, no se encuentra detenido, sólo suspendido de sus labores. 

En una reunión con medios de comunicación, informó que se encuentra ubicado en un domicilio particular.

“La Iglesia siempre va a cuidar por el bien de todos sus hijos, tanto por el padre como por las familias, y el papa Francisco sí ha pedido claridad en todo este tipo de casos, de manera que sea la justicia quien esclarezca este caso, que se establezca la verdad y la justicia”, comentó Gómez Arciniega.

 “Creo que tenemos que ser cuidadosos en todo lo que leemos, tenemos que aprender a discernir, qué es lo objetivo y qué es lo subjetivo, dónde realmente aquí sí hay lo que sirva para establecer la justicia y dónde se tienen que dejar de lado los comentarios de secundarios o de terceras personas”, dijo Gómez Arciniega.

Indicó que si hay un delito se tiene que castigar, pero si no lo hay, no tiene porqué castigarse.

“El castigo va de acuerdo a la medida del delito, no le corresponde a la Iglesia decir si hay culpabilidad o no, eso le corresponde a las autoridades civiles, pero creo que es conveniente que tomemos conciencia porque hay sacerdotes excelentes, muy trabajadores”, añadió el cura.

Para el sacerdote, la Iglesia sigue siendo una institución que ‘acoge’ a sus hijos y busca el bienestar de todos y cada uno de ellos’.

El sacerdote reiteró que padre Ramiro P., acudió a comparecer en Ciudd Juárez, debido a que fue llamado por la Fiscalía por un supuesto abuso de menores.

[email protected]