Estado

Cunde corrupción en gestión de Corral

Aumentan nepotismo, irregularidades en contratos y conflictos de interés entre funcionarios

El Diario de Juárez

César Lozano
El Diario de Chihuahua

viernes, 03 julio 2020 | 10:08

Chihuahua— Durante la administración de Javier Corral en el Gobierno del Estado, los casos de corrupción no se han atendido y se han multiplicado, siendo el último el que involucra al funcionario de la Secretaría de Desarrollo Rural, Roberto González Grado, quien es investigado por fraude en la adquisición de 96 cabezas de ganado.

Sobre ese caso, la Secretaría de la Función Pública Estatal omitió brindar información pese a las reiteradas solicitudes a su departamento de Comunicación Social.

Un particular denunció por fraude a González Grado al quedarse con ganado que no pagó conforme a lo convenido, por lo cual la semana pasada la Fiscalía General del Estado, a través de la Unidad de Atención al Delito de Robo de Ganado, le aseguró 96 cabezas, hecho que reportó oficialmente la dependencia en un comunicado emitido el pasado 27 de junio, sin dar a conocer que el acusado era funcionario.

Pero durante la administración se han conocido públicamente otros casos, como el del exsecretario de Salud, Ernesto Ávila Valdés; José Luis Ortuño Gurza, titular de la delegación del Instituto de Infraestructura Física Educativa (ICHIFE) en Ciudad Juárez; y el de José Antonio Lerma Renova, director de Caminos de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas.

Otros escándalos que han sido conocidos públicamente son los del diputado federal panista Miguel Riggs, hombre cercano al gobernador, y Antonio Pinedo, excoordinador de Comunicación Social.

También se encuentran casos de excesos de funcionarios como el de Jesús Mesta, exsubsecretario de Innovación y Desarrrollo y actualmente jefe de Gabinete; así como el de Austria Galindo, subsecretaria de Cultura, sin contar la cadena larga de nepotismo al interior de las instituciones, situación que en su momento se comprometió a investigar la exsecretaria de la Función Pública, Stefany Olmos.

En su momento, Olmos señaló irregularidades por la contratación de la esposa de Gustavo Madero al interior del gobierno, la compra de un software de 15 millones de pesos por parte de la Secretaría de Hacienda, así como los casos de Egro y Molri. La funcionaria renunció a su puesto entre lágrimas el 15 de marzo de 2019; la relación con el gobernador se había fracturado.

José Luis Ortuño Gurza, hermano de Teresa Ortuño, directora del Colegio de Bachilleres, ha sido señalado en múltiples ocasiones por otorgar contratos de obra a negocios de empresarios cercanos al gobierno de Corral como VQ Construcciones y Mantenimiento de Víctor Quiñones; Constructora de Obra y Urbanización de Efraín del Pardo, y Construcciones y Urbanizaciones MAD, de Jesús Villa.

También Constructora Loya y Rubio, de Felipe Rubio; Silverio Villalobos; Eléctrica FER de Enrique Fernández; MBZ Constructora de Adrián Barraza; Iván Casarrubias y Roberto Jefte Bordier, siendo el caso más notable el de Ana Isabel Sánchez López, particular que obtuvo contratos de obra sin contar con la solvencia de capital ni capacidad para su ejecución.

Otro de los casos emblemáticos corresponde al de una empresa ligada al diputado federal Miguel Riggs, la cual ha recibido 3 millones 897 mil 228 pesos con 28 centavos durante la actual administración por concepto de servicios de mercadotecnia como impresiones y colocación de lonas promocionales en espectaculares.

Asimismo el del exsecretario de Salud, Ernesto Ávila Valdés, en cuya gestión se otorgó un contrato con Centrum Promotora Internacional SA de CV para recibir equipos de laboratorio y análisis clínicos, dándole un contrato por 399 millones de pesos. La empresa fue denunciada ante instancias federales por prácticas monopólicas, amaño de licitaciones y sobreprecios para el reparto de recursos entre las prácticas involucradas.

Aparte de otorgarse un bono de más de 100 mil pesos a los tres meses de haber ocupado el puesto, Ávila Valdés fue responsable del contrato con la empresa Egro, intermediaria del manejo de los insumos de medicamentos que provocó una crisis de desabasto, además del faltante de 20 millones de pesos en mercancía que hasta el momento no se ha aclarado.

El caso de la empresa Xtreme Sports, propiedad del jefe laboral del excoordinador de Comunicación Social, Antonio Pinedo, figura también en la lista de casos emblemáticos durante la administración de Corral.

Desde el principio de la administración recibió en total 4.9 millones de pesos por concepto de producción audiovisual. La entonces pareja de Pinedo, Abril Susana del Pilar Ruiz Licón, ocupaba un cargo directivo en la empresa y su hermana, Araly Cristina Paulina Licón Atilano, fungía como directora de administración en la Coordinación de Comunicación Social.

José Antonio Lerma Renova, director de Caminos de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, fue señalado por conflicto de intereses con la empresa Teporaca Constructores, de la cual formó parte y en su cargo le dictamina proyectos de licitación para la adjudicación de obra pública.

Otros funcionarios acusados de efectuar derroche del presupuesto estatal son Austria Galindo, subsecretaria de Cultura en la Zona Norte, quien gastó más de 320 mil pesos en un viaje a Nueva York al principio de la administración.

También Jesús Mesta Fitzmaurice, quien en su calidad de subsecretario de Innovación y Desarrollo realizó varios viajes al extranjero durante los cuales contrató limusinas, entregó elevadas facturas de cenas en lujosos restaurantes, así como bebidas alcohólicas y lujos diversos.

La cadena de nepotismo ‘legalizado’ al interior del gobierno de Corral es amplia. Desde el principio de la administración se documentó la inclusión en la nómina estatal de por lo menos 28 familiares de primer y segundo grado del gobernador, sin contar las cadenas familiares en la nómina de castas panistas y organizaciones afines del proyecto del gobernador.