Estado

Culpan a Corral de alza en muertes

Asegura médico que no ha cumplido con dotar a los hospitales de equipo requerido para enfrentar la pandemia

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

sábado, 17 octubre 2020 | 06:00

En el alza de muertes y casos por Covid-19 tiene responsabilidad el gobernador Javier Corral Jurado, afirmó el médico Arturo Trejo Castillo, con más de 30 años de experiencia en el ámbito de salud pública.

“Tiene mucha responsabilidad el gobernador”, sostuvo el galeno, quien manifestó que es facultad del titular del Ejecutivo estatal poner orden y señalar de una forma oportuna la magnitud real de la situación. 

Con 21 muertes reportadas ayer y 22 el jueves, Juárez repite un escenario similar al de mayo, que aunque previo a la Nueva Realidad –es decir, a la semaforización– fue como rojo (de riesgo máximo).

Pese a que el semáforo de reactivación inició luego del 1 de junio, Salud estatal reportó, el 23 de mayo pasado, un récord de 24 defunciones aquí, siendo el día con más finados registrados hasta este momento.

Sin embargo, para Trejo Castillo, el problema es peor que aquel mes, ya que ahora los nosocomios están casi al máximo de sus capacidades, al punto de –en breve– no poder ofrecer servicios a la población.

“Se está presentando una situación muy delicada, muy grave. Están prácticamente rebasados los hospitales y el asunto es que el personal que está ahí ya está cansado y les escasean material”, puntualizó.

Sin embargo, esa ocupación, ante la fase tres del virus, llamada epidémica, podría ir al alza en breve. Ayer se agregaron a Juárez 198 nuevos casos y el jueves 402 en 24 horas, reflejando una dispersión más rápida. 

“Si calculamos las personas (enfermas) que no se presentan, que sabemos que hay quienes no van, estaríamos hablando de mil 500 personas en un día, pero están ‘devastados’ los laboratorios”, manifestó. 

Destacó que privilegiándose intereses económicos, a los que no restó importancia, se ha dejado de lado la salud de la ciudadanía, que a su vez tampoco ha colaborado en su mayoría a que cesen los contagios.

“Es una ruleta rusa, y es responsabilidad (además) del gobernador evaluar, no políticamente, la situación. Se está tardando en regresar al rojo y la conducta disipada alienta a quienes dicen ‘no pasa nada’”, dijo.

Destacó que el alza exponencial de finados y casos que se vive, derivó de un avance precoz en el semáforo de riesgo, que pasó de color naranja –de riesgo alto– a amarillo –riesgo medio– el 31 de agosto.

Ello, para la región Norte, que integra a esta urbe y que retrocedió de nuevo a naranja el 12 de octubre, luego de que el Gobierno se dio cuenta de su error, mismo que ahora no halla cómo corregir y enfrentar.