Estado

Culpa a la Federación por falta de coordinación

El gobernador prefirió no abundar en el tema de la seguridad

El Diario de Chihuahua

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

miércoles, 10 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Tras romper relación con el Gobierno federal, el gobernador Javier Corral señaló que el mayor pendiente que queda en su administración en materia de seguridad pública es hacer que regrese la coordinación con la Federación.

A pregunta expresa de El Diario sobre ¿cuáles serían los pendientes que dejará la administración en materia de seguridad?, el gobernador prefirió no abundar en el tema y aprovechar el espacio para reprochar la falta de coordinación que la Federación mantiene con el Estado.

“Es hora que el Gobierno federal rectifique la decisión de descoordinarse con el estado de Chihuahua, no puede haber un pendiente más delicado y grave que ese, que se hayan salido de un mecanismo de coordinación en un tema tan sensible”, comentó.

Corral Jurado indicó que la falta de coordinación era un “dato muy desesperanzador”, lo que incluso calificó como una “indolencia criminal”, sin embargo, no detalló qué acciones se realizarán por parte del Estado para retomar la colaboración entre ambos gobiernos.

“Ahí andamos dificultando las tareas de cooperación por medios informales, cuando se puede hacer como se hacía, en la mesa. Esto habla muy al del Gobierno de la República, es una falta de aprecio por la gente, que el tema de seguridad pública se convierta en un rehén de disputas políticas”, señaló.

El gobernador de Chihuahua, ha reprochado en reiteradas ocasiones un “abandono” por parte de la Federación, sobretodo en materia de seguridad. El quiebre más fuerte se dio desde el pasado 20 de septiembre, cuando el entonces delegado federal de programas del Bienestar en Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa denunció a través de las redes sociales su exclusión de la Mesa para la Construcción de la Paz, atribuyendo dicha acción al mandatario.

Lo anterior, luego de que el funcionario federal expresara su inconformidad por la actuación del Estado en el conflicto del agua en las presas de la entidad.

La disputa entre Estado y Federación llegó a un punto en el que Corral Jurado presentó una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para “sustentar como inconstitucional la decisión del Gobierno Federal de alejarse y abandonar la mesa de seguridad en Chihuahua”.