Cuestan más, legislan menos

Diputados en el Congreso de Chihuahua relegan su función principal de hacer leyes y fiscalizar el gasto para concentrar acciones en asuntos que no se traducen en beneficios directos para la ciudadanía

Itzel Ramírez / La Verdad
Especial para El Diario
lunes, 12 agosto 2019 | 16:15
|

Aun cuando cuentan con un presupuesto superior a los 430 millones de pesos, los diputados de la actual Legislatura en el Congreso de Chihuahua han relegado su función principal de legislar y fiscalizar gastos de Gobierno en el Estado.


De las mil 222 iniciativas promovidas durante los 11 meses de su gestión, que arrancó el 1 de septiembre del 2018, apenas el 43 por ciento se refiere a reformas o de revisión de cuenta pública.


Las estadísticas oficiales exhiben que los diputados han concentrado sus labores en la elaboración de exhortos, así como dar avisos y convocatorias de otros poderes, que no se han traducido en beneficios directos para atender la problemática de la ciudadanía.


Los legisladores locales mantienen además sin resolver el 70 por ciento de las iniciativas que requieren dictamen, revelan datos del propio Congreso.


La situación muestra la falta de profesionalización de la tarea legislativa, considera Iván Álvarez, catedrático universitario experto en temas de ciencia política y administración pública.


“Esta legislatura ha caído en la misma irrelevancia de otras. Hace falta una profesionalización de la carrera legislativa, de la técnica legislativa”, dice, “pero no hay voluntad política para que se avance en esta materia y realmente los diputados tampoco es que entiendan qué se necesita”. 


René Moreno, integrante de Wikipolítica Chihuahua y del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, considera “limitado” el trabajo realizado por la actual Legislatura.


No ha hecho revisión de políticas públicas y, además, esta Legislatura en particular ha llegado a legislar en temas violatorios de derechos humanos, expone al opinar sobre el desempeño de los diputados locales durante casi su primer año de gestión.




Promueven 492 iniciativas, frenan 339


Una revisión a las iniciativas presentadas del 1 de septiembre de 2018 al 5 de agosto de este año muestra que de mil 122 asuntos tratados por la LXVI Legislatura, solamente 492 se refieren a reforma de legislación o de revisión de cuenta pública. 


El grueso de los asuntos promovidos son exhortos o recepción de avisos de cambios en el gabinete y de salidas de funcionarios al extranjero, informes sobre la composición de los grupos parlamentarios, convocatorias, informes financieros trimestrales –distintos a las revisiones de cuenta pública–, y propuestas de integración de los órganos de gobierno legislativo.


De las 492 iniciativas que tratan sobre tareas de legislación y fiscalización, el 69 por ciento –339 propuestas de ley o de reformas– se encuentra en estatus de “pendiente”, es decir, permanece en estudio en alguna de las comisiones parlamentarias. 


Únicamente 147 han sido dictaminadas y seis más fueron archivadas por los legisladores, de acuerdo con informes públicos del Congreso del Estado de Chihuahua.




Con más presupuesto


La actual Legislatura, resultado de la elección concurrente de julio del año pasado, aprobó un aumento de más de 70 millones de pesos en su presupuesto anual, al pasar de 361.8 millones en 2018 a 432.8 millones de pesos para el actual ejercicio. Este incremento, sin embargo, no impactó en el número de iniciativas que, con fines de legislación y fiscalización, ha atendido el congreso chihuahuense. 


Con un mayor presupuesto, la actual Legislatura aprobó en octubre de 2018 –a poco más de un mes de iniciada– la compra de 40 computadoras; posteriormente, en marzo de 2019, se autorizó la adquisición de otros 65 equipos, por un gasto total de 2 millones 107 mil pesos. La información, entregada en respuesta a una solicitud de Transparencia, indica que todos los equipos fueron asignados a diputados, asesores y demás personal del Legislativo.


Asimismo, el Congreso se asignó para este año un presupuesto de 432.8 millones de pesos; 6.5 de cada 10 pesos del erario destinados al Legislativo (en total 280 millones), se destinan al pago de salarios y demás remuneraciones de personal permanente, transitorio y contratado por honorarios. 




Abandonan a Juárez


Para la elaboración del Presupuesto de Egresos 2019, el Congreso estatal consideró los gastos que supondría la reforma que le mandata sesionar una vez al mes en Ciudad Juárez, modificación aprobada en diciembre del año pasado. 


Información respondida por el Legislativo a diversas solicitudes de transparencia muestra que las sesiones en el municipio fronterizo significaron el desembolso de 626 mil 400 pesos para la compra de 40 tablets marca Galaxy con reconocimiento de huella dactilar; 33 dispositivos fueron entregados a los legisladores y el resto se repartió entre otros empleados del Congreso.


Adicionalmente, cada sesión implica gastos por transporte, viáticos, mobiliario, donativos, compra de bocadillos, aguas y refrescos y decoración floral que ascienden a 186 mil 410 pesos por evento, indican los datos de la Secretaría de Administración del Congreso, a cargo del panista Jorge Issa.

 


Aunque originalmente se estableció que sería el último jueves de cada mes cuando tendría lugar la sesión en Juárez, una posterior modificación estipuló que sería la Junta de Coordinación Política la que determinaría las fechas de sesión en la frontera. 


Considerando las compras de tablets y las tres sesiones realizadas en Juárez, con el Centro Cultural de las Fronteras como recinto legislativo, el Congreso desembolsó 1.1 millones de pesos en total. Este gasto, de acuerdo con especialistas, no se ha traducido en un impulso de la agenda fronteriza. 


Los temas de esta comunidad no se ven reflejados en la agenda legislativa, a pesar de que 11 de los 33 diputados son originarios de Juárez, opina Álvarez.


La exdiputada juarense Isela Torres, considera que los resultados de la presencia legislativa en Ciudad Juárez exhiben una ocurrencia.


“Los diputados que son de Juárez se quieren promocionar en el ánimo de sus electores y ya, porque no han hecho absolutamente nada. Únicamente hacen posicionamientos mediáticos”, critica la tres veces diputada por el Partido Revolucionario Institucional. 


Además, René Moreno, de Wikipolítica Chihuahua, considera que el hecho de establecer a Juárez como sede del Congreso una vez al mes tampoco representa un incentivo para la participación ciudadana.


“Creo que diputadas y diputados no han terminado de entender la idea de parlamento abierto, esas sesiones públicas, si te vas a ir fuera del municipio es para armar mesas de trabajo. Para dejar participar a las personas que van a sufrir esa legislación o política pública. Tener ese acercamiento con las comunidades, lo ven como si fuera una concesión graciosa, en vez del deber ser de una legislatura”, afirma Moreno.




Oposición desdibujada


La “ola” electoral provocada por Andrés Manuel López Obrador en los comicios del año pasado, propició en Chihuahua la conformación de un Congreso de oposición, donde el PAN perdió 10 escaños, a manos de la coalición formada por Morena, Encuentro Social (PES) y Partido del Trabajo (PT). 


A casi un año del inicio de la Legislatura, el bloque opositor no logró conformarse como tal, mucho menos afianzar temas o frenar las iniciativas buscadas por el gobernador panista Javier Corral.


Las fuerzas opositoras, señala Álvarez, tampoco han logrado revisar a fondo las cuentas públicas del Gobierno estatal, ni señalar los actos de corrupción de la administración de Corral. 


Ni siquiera han logrado impulsar políticas de austeridad en el gasto público, aun cuando han sido unas de las banderas de Morena en las campañas políticas. Dos iniciativas presentadas al respecto, una por la legisladora priista Rosa Isela Gaytán, otra por Morena, permanecen en estudio en comisiones, sin fecha de dictamen.


“Esperábamos más de esta Legislatura, pero ha faltado oficio político de los cuadros morenistas. No hay figuras de peso, se trata en su mayoría de diputados sin las tablas políticas y eso se traduce en que no han podido ni siquiera articular una bancada, menos plantarse como oposición”, afirma Iván Álvarez. “Están desdibujados”, menciona. 


A eso, considera el especialista, se suma que tanto el PES como el PT han votado en más de una ocasión alineados con el Partido Acción Nacional (PAN), en temas como la aprobación de la reestructura de la deuda pública. 


La exdiputada Torres considera que la oposición está fragmentada y señala como una de las causas de esa situación el manejo de los recursos públicos del Congreso, en manos de un panista; se refiere a Jorge Luis Issa González.


“El PAN tiene el control del Congreso y con diputados dispuestos a venderse, lamentablemente tenemos legisladores que están haciendo un papel muy triste”, comenta.


A ello, agregó, hay que sumar que siete de los 10 legisladores panistas fueron reelectos, es decir, cuentan con experiencia previa en temas parlamentarios y eso impacta en la falta de oficio de la oposición.







Revisión del 1 de 


septiembre de 2018 al 5 de agosto de este año 


1,122


Asuntos tratados 


492


Se refieren a reforma de legislación o de revisión de cuenta pública 


147 


Dictaminadas 



Archivadas