Crece en Chihuahua discurso xenófobo

El director de la organización Uno de Siete Migrando comentó que el mensaje de odio que provocó la matanza en El Paso, Texas, se está replicando aquí

Carlos González
El Diario de Chihuahua
domingo, 11 agosto 2019 | 11:44
Archivo/El Diario |

Chihuahua— El discurso de odio que provocó la matanza en El Paso, Texas, se está replicando en Chihuahua y en todo el país, y aunque estamos lejos de que pudiera presentarse una masacre contra migrantes, sí se están presentando abusos, robos e incluso desapariciones de personas que ingresan al país, aseguró Jorge Pérez Cobos, director de la organización Uno de Siete Migrando.

Aunque no tiene registros de migrantes desaparecidos en el estado, sabe que a nivel nacional es un problema que ya se está presentando.

Agregó que la matanza en El Paso fue derivada del discurso de odio del presidente Donald Trump y de otras figuras públicas, por lo que consideró que es necesario enviar mensajes distintos a la población.

“Ahorita hay un latente discurso de odio con expresiones como: regrésense, aquí no hay trabajo; primero somos nosotros. Eso es muy peligroso y como sociedad debemos entender la condición del migrante”.

Jorge Pérez Cobos manifestó que el objetivo es dar un trato digo a quienes llegan al estado de paso, para que días después puedan seguir en busca de su sueño americano.

Agregó que son preocupantes las medidas que el Gobierno Federal a impuesto en su  política migratoria, “Ya hubo una guerra contra el narcotráfico y ahora este sexenio se está caracterizando por ser el de la guerra en contra de las familias migrantes y eso nos preocupa mucho”, dijo.

Reiteró que el mensaje de odio que está llegando a la sociedad pude provocar mucho daño y aunque no cree que llegue situaciones críticas, como la masacre en El Paso, si puede derivar en que se sigan presentando abusos, robos o incluso, desapariciones de personas, como ha sucedido en otros estados del país.

Pérez Cobos manifestó que se han presentado casos de migrantes que son golpeados y robados y que han sido acompañados a interponer denuncias, situación que ha generado alerta entre autoridades y organizaciones promigrantes.