Estado

Cotiza estado equipo de espionaje masivo

Fue solicitado por el secretario de Seguridad Pública Sistema de 125 millones de pesos interviene teléfonos y redes sociales

David Piñón / El Diario en colaboración de La Opción

lunes, 25 mayo 2020 | 06:12

Chihuahua— El Gobierno del Estado cotizó un equipo tecnológico para espionaje masivo y labores de inteligencia, el cual tiene un costo de 125 millones de pesos. De acuerdo a una cotización solicitada a la empresa Karsos por el secretario de Seguridad Pública Estatal, Emilio García Ruiz, se trata de seis sistemas y soluciones tecnológicas “para combatir el terror y el crimen”.

Sin embargo, van incluidas aplicaciones utilizadas en la invasión de cuentas personales de redes sociales y teléfonos celulares, orientadas a la “búsqueda de conexiones sociales, grupos y personas influyentes”.

La cotización, de la cual tiene una copia El Diario, fue enviada el 19 de febrero de este año al secretario García Ruiz por Enrique Karchmer Lask, representante legal de la empresa Karsos, dedicada a proveer tecnología de este tipo, además de otros equipos a gobiernos de varios estados del país.

‘LA INTERVENCIÓN TELEFÓNICA ES EL MÁS PEQUEÑO DE LOS DAÑOS’: EXPERTOS

Lo ofrecido por la empresa se denomina Sistema Activo Zeus como componente principal, además de Software TGR Dashboard, Securecube Phonelog, Cellebrite Ufed Touch Ultimate Standard, Cellebrite Ufed Cloud Analyzer y Trapdoor, un conjunto de soluciones tecnológicas que ofrecen, además, “acceso a objetivos con información pública limitada” y mecanismos para “influenciar la opinión pública” o buscar “exposición a audiencias masivas”.

Especialistas en sistemas informáticos que tuvieron a la vista el tipo de equipos propuestos a la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado por la empresa Karsos S.A. de C.V. consideran que “evidentemente existe un intento de intrusión masiva en la vida privada de los chihuahuenses, no solamente de sectores específicos que se dediquen a actividades delictivas”.

“Con estos equipos, la clásica intervención telefónica es el más pequeño de los daños”, dice uno de los especialistas, cuyo nombre se omite por razones de seguridad.

“Va desde la extracción masiva de datos en teléfonos, incluido el Código IMEI (huella digital de cada celular) hasta sistemas que eliminan cualquier tipo de bloqueo en dispositivos. Extrae información, aunque haya sido eliminada, y la procesa en más de 70 idiomas”.

Asegura que con un proceso mucho más básico de “hackeo”, delincuentes realizan actos de extorsión.

“No sólo se logra obtener un control digital total del sujeto investigado, sino también hasta el más pequeño detalle de su vida privada, por ejemplo, cuál es su peso o estado de salud en general”, agrega.

Con una operación inteligente de rastreo los “invasores” sabrán a dónde fuiste y a dónde irás basado en predicciones en mapas de calor. “Hablamos de un proceso sofisticado de control de las masas”.

“Es posible iniciar sesión, a discreción, en las redes sociales más populares del mundo como Facebook, Whatsapp, Twitter o Telegram”, señala otros de los expertos. “Pueden realizar publicaciones sin tu consentimiento, manipular listas de contactos y seguimiento, extraer conversaciones y datos personales”.

Con lo anterior, “dañar la imagen pública de una persona es bastante sencillo”, asegura.

La explicación de los proveedores

El programa de espionaje cotizado por la Secretaría de Seguridad lleva por nombre “Sistema Activo Zeus” y sus amplias características son explicadas por los proveedores en el documento que se adjunta a la presente información.

Capacidades del costoso sistema de espionaje

El Sistema Activo Zeus es ofrecido a un costo de 80 millones de pesos, pues consta de cuatro piezas cotizadas en 20 millones de pesos cada una, e incluye la capacitación teórico-práctica para el personal de la Secretaría de Seguridad que habrá de operarlo.

Ofrece soluciones tecnológicas para “Inteligencia Celular” e “Inteligencia Web Táctica”. Básicamente, de acuerdo con su descripción, “Zeus proporciona un enfoque práctico para manejar situaciones amenazantes, recolectar inteligencia y capturar objetivos”, mediante la localización de dispositivos en campo.

Según lo ofertado, con Zeus se extraen identidades de todos los dispositivos celulares en un área determinada de alcance, se estima su ubicación en un mapa, independientemente del proveedor del servicio.

La “Inteligencia Web Táctica”, por otra parte, se promociona como una solución capaz de “crear perfiles de objetivos desde las redes sociales, búsqueda de conexiones sociales, grupos y personas influyentes”.

Una segunda partida denominada Software TGR Dashboard, con 10 mil geolocalizaciones de teléfonos celulares en plataforma GSM/UMTS y LTE, se cotiza en 5 millones 431 mil pesos. Incluye capacitación y entrenamiento de un día para el personal que lo opere. Básicamente ofrece la posibilidad de ubicar dispositivos en campo.

Forma parte del paquete una licencia para el “análisis fiable de los registros telefónicos en correlación con extracciones móviles y otras pruebas digitales”. Es la licencia del programa Securecube Phonelog, un software que extrae los detalles de las llamadas y desde qué ubicación se realizaron, además de que tiene utilidades para la extracción de datos de los teléfonos. De estas licencias se ofrecen cinco en la cotización, cada una por dos millones de pesos, lo que suma 10 millones de pesos.

Una cuarta partida corresponde al equipo Cellebrite Standard, cotizado a un millón 963 mil 810 pesos. Éste tiene utilidad para recopilar evidencias de dispositivos móviles, aplicaciones y plataformas de redes sociales de dominio público “para producir rápidamente información significativa”.

“Rompe cualquier barrera al penetrar bloqueos complicados y barreras de encriptación para extraer contenido eliminado y desconocido. Encuentra evidencia oculta…”, según lo que promociona la empresa proveedora Karsos.

En un quinto apartado de la cotización aparece Cellebrite Cloud, equipo y licencia con un costo de 2 millones 363 mil 810 pesos. Dicha solución tecnológica permite la extracción de datos almacenados en la “nube” de usuarios de redes sociales o de aplicaciones de mensajería instantánea. La nube es como se le denomina al sistema de almacenamiento masivo de datos en Internet, sin necesidad de dispositivos físicos.

“Permite extraer, preservar y analizar dominios públicos y privados, datos de redes sociales, mensajería instantánea, páginas web y otro contenido basado en la nube”, asegura la cotización, que también ofrece “un proceso con solidez forense”.

En suma, puede obtener los datos de usuarios de Facebook, Telegram, Whatsapp, Twitter, Gmail, Google Location History, entre otras que suman más de 40 redes, aplicaciones y servicios web de uso común.

Finalmente aparece en la cotización un sistema denominado Trapdoor, a un costo de 8 millones de pesos. Se promociona como una innovadora solución web desarrollada como una plataforma para la recreación masiva de enlaces de toda la web, “a partir de medir y afectar la opinión pública y el público de masas hasta la exposición remota de detalles técnicos como la dirección IP, parámetros de red, ubicaciones e información adicional mediante métodos no intrusivos”.

El sistema Trapdoor “debe ayudar al usuario a involucrarse con la audiencia mediante ingeniería social avanzada y métodos automáticos al mismo tiempo que permanece encubierto ante la exposición”, asienta la cotización que también ofrece “influenciar a la opinión pública”.

Hay cotización, pero no licitación

Hasta la fecha el Gobierno del Estado no ha publicado alguna licitación para el equipo de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, la cual entró en funciones formales hace cuatro meses, aunque desde diciembre del año pasado el gobernador Javier Corral había anunciado su creación.

Aún sin proceso de adquisición abierto la empresa Karsos envió su cotización “en atención a su amable solicitud (de Emilio García Ruiz)”, fechada en la Ciudad de México el 19 de febrero de este año. El secretario asumió como tal unos días antes, el 7 de febrero de este mismo año en una ceremonia realizada en Cuauhtémoc.

En dicha cotización firmada por Enrique Karchmer se establece un costo total de los equipos, sistemas y licencias de 107 millones 758 mil 620 pesos, más 17 millones 241 mil 379 pesos de impuesto al valor agregado, para dar un total de 124 millones 999 mil 999 pesos.

Las condiciones comerciales que fija la empresa son la entrega en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública en Chihuahua en un plazo de 90 días naturales, el 50 por ciento del costo total de anticipo y el 50 por ciento a la entrega y puesta en marcha del sistema. La oferta tiene una vigencia de 60 días naturales.

A la fecha, de acuerdo con información extraoficial, la adquisición está en proceso y se estima que se ponga en marcha durante el mes de junio.

Para conocer la información oficial sobre la compra fue buscado el pasado jueves alrededor de las 10:00 de la mañana el coordinador de Comunicación Social de Gobierno del Estado, Manuel del Castillo, quien comentó que la Secretaría de Seguridad Pública Estatal no tenía un vocero oficial formalmente designado. Por ello se ofreció buscar al secretario García Ruiz a fin de que proporcionara los detalles, sin embargo, ya no respondió a llamadas posteriores el mismo jueves por la tarde.