Estado
EDITORIAL

Corral, todo el poder para aniquilar al periodismo

El gobernador se ha empeñado en asfixiar a medios de comunicación; colérico y exabrupto, rumbo a las campañas electorales que lo llevarán a su relevo

El Diario de Juárez / Javier Corral

El Diario

lunes, 25 mayo 2020 | 09:01

Ciudad Juárez— De nuevo la ofensiva de Javier Corral Jurado contra los Diarios, ahora por cubrir una audiencia penal donde compareció el presunto líder en Juárez del grupo delictivo ‘Aztecas’, José Dolores V.S. alias “El Iraquí”.

Este rotativo es por ahora el único medio informativo en la frontera y la entidad que mantiene una amplia cobertura del acontecer social, incluidas las audiencias judiciales que son públicas. Entre ellas surgió la del presunto delincuente apodado “El Iraquí”, quien se encuentra acusado por la Fiscalía General del Estado por la comisión de más de 50 homicidios y muchos otros delitos.

Así como esa audiencia, que no es otra cosa que un hecho noticioso de interés general, presentamos a nuestros lectores una gran cantidad de información trascendente para la sociedad chihuahuense, de manera cotidiana, las 24 horas, todos los días de la semana, en un esfuerzo informativo permanente, crítico y plural. De ahí el impacto excepcional de nuestros periódicos impresos y digitales.

De esa manera hemos dado amplia voz a los héroes de la salud que combaten en hospitales contra la pandemia del Covid y que han denunciado el abandono del gobernador. Imposible ocultar la información sobre la deuda pública estatal; la inseguridad con más de ocho mil asesinatos en casi cuatro años...

Eso es lo que preocupa y mantiene enfurecido al gobernador. Que la sociedad chihuahuense conozca la verdad sobre su desempeño a través de las páginas de los Diarios, que no nacieron ayer, sino hace 45 años. Una larga trayectoria de credibilidad y confianza.

Igual debe estar molesto el mandatario por las publicaciones acerca de su afición por el golf, tenis y los vuelos constantes en la flotilla aérea estatal, debilidad que lo mantiene entre lo superficial y el derroche.

Se ha empeñado en asfixiar por ello a estos medios de comunicación; colérico y exabrupto, rumbo a las campañas electorales que lo llevarán a su relevo. No quiere interferencias aunque ello implique atacar en el rostro a la libertad de expresión, al ejercicio periodístico y al desarrollo de la libre empresa.

Le recordamos que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sido puntual al reconocer “... que la libertad de prensa es esencial para la realización del pleno y efectivo ejercicio de la libertad de expresión e instrumento indispensable para el funcionamiento de la democracia representativa, mediante la cual los ciudadanos ejercen su derecho a recibir, difundir y buscar información”.

Cuando ataca a los Diarios, o a La Jornada, Notimex, o a El Universal, o a cualquier otro medio de comunicación o periodista, vulnera esos derechos esenciales, en particular el inalienable derecho a saber, que pretende violentar por capricho.

En el fondo, toda esta prepotencia es un intento enfermizo de imponer un modelo de ética para la cobertura periodística, basado en la lisonja y el aplauso fácil, sin contrapesos a sus largas peroratas y ocurrencias.

Sus constantes ataques ya son objeto de una denuncia formal interpuesta por El Diario ante las autoridades judiciales federales y es del conocimiento de varias organizaciones defensoras de la libertad de expresión.

Olvida Corral Jurado que la autoridad debe ser sensible a la crítica periodística, con fines de mejorar el desempeño y eficiencia, nunca para adoptar posiciones maniqueas y absolutistas bajo el principio de aniquilar al mensajero. Lo responsabilizamos nuevamente de cualquier agresión a nuestros colaboradores y directivos.