Estado

Continúa sin esclarecerse el asesinato de Uriel Loya

Exigen la Coparmex nacional y su delegación en Chihuahua aclarar el homicidio, cometido el 23 de septiembre del 2018

/ Uriel Loya

Manuel Quezada Barrón
El Diario de Chihuahua

martes, 22 septiembre 2020 | 18:27

Chihuahua— La Coparmex Nacional y sus delegaciones de Chihuahua y Parral exigieron ayer al Gobierno del Estado que por conducto de la Fiscalía General esclarezca el cobarde asesinato del expresidente Uriel Ulberto Loya Deister, el pasado 23 de septiembre del 2018 en Hidalgo del Parral. 

“Si bien el gobernador Javier Corral y el fiscal César Peniche han declarado públicamente que ha habido avances, no han ejecutado ninguna acción contundente para resolver el caso”, apuntó la presidenta de la Coparmex Parral, Irma Alejandra Pérez. 

Apuntó que en la Coparmex quieren hacer constar que los crímenes y la inseguridad siguen al alza e impunes, hecho que como sociedad no podemos permitir ni tolerar. 

La empresaria exigió una real coordinación entre las autoridades de los tres ámbitos de gobierno, pues de acuerdo con las cifras emitidas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, prevalece el alza en homicidios dolosos, violencia intrafamiliar, robo a casa habitación, de autopartes y negocios. 

Dijo que expresan su inconformidad porque la mayoría de los municipios de jueces no resuelven los casos que se suscitan en la región sur del estado y otras zonas, por lo que se ven en la necesidad de llevar sus casos a la capital o a Ciudad Juárez. 

Jorge Cruz Camberos, presidente de Coparmex Chihuahua, subrayó que no hay en el país una coordinación efectiva de las corporaciones para acabar con el problema de la inseguridad, y se sumó a la demanda del esclarecimiento del asesinato de Uriel Loya y al castigo de los responsables. 

A su vez, el presidente nacional de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, también enfatizó su exigencia al Gobierno del Estado de que se castigue a los culpables del asesinato de Uriel Loya, ya que han pasado dos años del hecho y no se ha detenido a los responsables.