Estado

Construye fiscal su casa sin permiso

Peniche no pidió licencia a Desarrollo Urbano para residencia de 20 mdp

El Diario de Chihuahua

De la Redacción
El Diario de Chihuahua

jueves, 03 octubre 2019 | 10:30

Chihuahua— La casa que construye el fiscal general César Augusto Peniche Espejel en la exclusiva zona del San Francisco Country Club no cuenta con el permiso de construcción correspondiente.

El departamento de Trámites y Licencias de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio de Chihuahua (DDUE) informó el pasado martes, a través de la secretaria Aída Lorena Chávez Valdez, que “no se encontraron registros en los criterios definidos de trámites”, en cuanto al permiso de construcción de la propiedad ubicada en la calle Paseo Real de Francisco de Cuéllar número 5922.

Según precisó la funcionaria municipal, dicha propiedad no cuenta actualmente con el permiso para construir, ni se ha solicitado.

El predio con la clave catastral número 445-021-063 fue adquirido por el titular de la Fiscalía General del Estado el 17 de agosto de 2018 en la Notaría Pública número 7, del licenciado Alejandro Burciaga Molinar, según la inscripción 106 en el libro 6226 sección Primera del Registro Público de la Propiedad (RPP) y del Notariado del Estado de Chihuahua.

Los vendedores Luis Felipe Sosa Chacón y Perla Verónica González Ortiz fueron quienes celebraron el contrato de “compraventa simple” y que dice textualmente:

“César Augusto Peniche Espejel, adquiere el 100 por ciento de los derechos de propiedad, es de nacionalidad mexicana con fecha de nacimiento 22 de abril de 1964, ocupación funcionario público con Registro Federal de Contribuyentes PEEC04229B0, y con domicilio en calle Paseo Real San Francisco número 5920 del fraccionamiento Residencial I San Francisco en esta ciudad”.

Este medio de comunicación accedió a imágenes fotográficas recientes de cómo al menos una cuadrilla de nueve personas se encuentran trabajando en la construcción de la residencia del fiscal Peniche Espejel, sin que en el exterior se exhiban lonas con información del proyecto ni el permiso de construcción que por ley debe ser solicitado ante la autoridad municipal.

El capítulo segundo denominado “Control Administrativo, Licencias, Constancias y Certificaciones” del Reglamento de Construcciones y Normas Técnicas para el municipio de Chihuahua, refiere en su artículo 15 que toda acción urbana para ser ejecutada requerirá de la licencia, constancia o certificación expedida por la Dirección de Desarrollo Urbano.

Asimismo que “es obligación del propietario o del director responsable de obra tener indicados los datos de la obra y de la licencia en un lugar que sea fácilmente visible”.

Señala el Artículo 16 que la licencia de construcción es el documento expedido por la DDUE, en el que se le autoriza a los propietarios o poseedores, según el caso, construir, ampliar, modificar, reparar o demoler una edificación o instalación.

De igual manera para la obtención de la licencia se deberán reunir los requisitos establecidos en los formatos, que para tal efecto se encontrarán a disposición de los solicitantes en la ventanilla única de la DDUE, los que serán revisados y aprobados.

Propiedad no vale 5 millones: Ordóñez

“La transacción por la compra de la casa en el Registro Público de la Propiedad está tasada en 5 millones de pesos, pero la sola propiedad no vale eso, está muy por debajo de la adquisición que se hizo”, expresó el exlíder municipal del PRI, Fermín Ordóñez Arana.

Al ser entrevistado por este medio de comunicación, el denunciante dijo que en el RPP aparece que el fiscal César Peniche adquirió esa propiedad con una hipoteca de 2.5 millones de pesos, “esto quiere decir que de todos modos él pagó 2.5 millones de pesos en efectivo, ¿de dónde sacó todo ese dinero?”, cuestionó Ordóñez.

Aseguró que exclusivamente el terreno de 517.42 metros cuadrados lo registraron con un valor de 5 millones de pesos, “pero ellos compraron en ese precio con toda una construcción, aquí hubo algo muy raro, simplemente no coincide”.

Agregó: “Dicen que el puro terreno cuesta 5 millones de pesos, pero hay que recordar que ya tenía una construcción ahí, de alrededor de 400 metros, luego tumbaron una parte y lo volvieron a construir y remodelar, por eso se eleva su valor real como a 17 millones de pesos”.

“La realidad es que compró el fiscal muy barato, y no va de acorde a la realidad la transacción que se taso ahí en la Notaría”, manifestó.

En la opinión de Ordóñez, la casa debería de haber costado alrededor de 8 millones de pesos, más otro costo superior a los 8 millones la remodelación y construcción que le están haciendo.

“Entonces ahí está lo raro, nosotros mandamos hacer un avalúo y donde viene una proyección del costo por terreno que da poco más de 17 millones de pesos”, subrayó.