Estado

Compradores aún temen salir: comerciantes

La ciudad de Chihuahua entró en fase naranja hace una semana

Juan Alanís/El Diario

Orlando Chávez/El Diario de Chihuahua

martes, 23 junio 2020 | 17:45

Chihuahua.- A una semana de que la ciudad entró en fase naranja en el semáforo de reactivación, en el Centro se ha visto una mayor movilidad; sin embargo, las ventas están a menos de la mitad de las que se registraron el año pasado en la misma semana, según comentó Ricardo Perea, presidente de Cocentro, quien comentó que en las tiendas se ha tenido que cambiar la dinámica para la atención de los clientes. 

Indicó que luego de más de 80 días con las puertas cerradas por la contingencia para evitar contagios de Covid-19, poder regresar a la actividad han sido un descanso para decenas de negocios en el primer cuadro de la ciudad, pero la realidad es que las personas aún tienen sus reservas de salir a lugares públicos. 

“Hay que considerar que venimos de meses de estar resguardados y que tomará tiempo para que las personas se sientan otra vez en las condiciones en que estaban cuando todo esto empezó”, dijo. 

Agregó que la decisión de pasar de la fase roja a la naranja en la semana en que se celebró el Día del Padre resultó una ventaja, ya que se regresó a la actividad de manera parcial en una fecha importante; sin embargo, las ventas son bajas, casi en un 50 por ciento al ser comparadas con el año pasado. 

Sin embargo, según Perea abrir y poder trabajar luego de más de 80 días es un alivio. 

Añadió que los tiempos de atención en los negocios se han modificado, ya que hay un número de personas que puede entrar, además de que no se pueden probar las prendas, lo que representa una modificación a la conducta del comprador. Indicó que los restaurantes también han tenido afluencia además de que son los más cuidados en cuanto a las medidas de salud, pero que están cumpliendo con lo que se les pidió.