Comparecen ante la jueza los otros dos presuntos sicarios del caso Peñaflores

La audiencia se lleva mediante videoconferencia en una sala del Cereso

De la Redacción / El Diario
sábado, 02 marzo 2019 | 20:58
El Diario

¡La chota, la chota, carnal!, fueron las palabras que expresaron los tres hermanos Reséndiz Valles al ser sorprendidos el pasado 27 de febrero por la policía estatal -alrededor de las 17:50 horas-, en el interior del domicilio ubicado en la calle Campo Cañaveral número 5017 de la colonia Campobello.

En audiencia de control de detención y formulacion de cargos por los delitos de posesión de narcóticos con fines de suministro, narcotráfico, posesión de armas, cargadores y cartuchos de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, dentro de la causa penal 717/2019, los hermanos Miguel Ángel y Manuel Iván, de 22 y 23 años respectivamente, fueron presentados ante la jueza de Control Alba Éricka Gámez.

En el interior de la sala del domicilio los agentes estatales encontraron 38 piezas de armas de fuego largas que presuntamente fueron utilizadas en el ataque un día antes contra el jefe de Policía de Cuauhtémoc, Efrén , y su escolta, mismas que estaban destruyendo con una pulidora.

En una de las habitaciones localizaron dos armas largas, y en la cocina, cuatro envoltorios de mariguana y tres de cocaína.

De igual manera les incautaron una pistola escondida en la estufa y en total 216 cartuchos útiles calibre .223 y 9 milímetros.

Cabe mencionar que al tercer hermano involucrado, José Luis, de 17 años, ayer le fue dictada la medida cautelar de prisión preventiva por delitos contra la salud y posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.

En la diligencia se indicó que los tres imputados intentaron escapar por la parte de atrás de la vivienda donde fueron sorprendidos, resultando los dos mayores de edad lesionados al intentar brincar una barda.