PUBLICIDAD

Estado

Audiencia vs fundadores

Comenzó Aras Business a descapitalizarse en enero de 2021: acusados

Cambiaron contratos de mutuo a compra-venta de acciones en 2020, esto implicó porcentajes de rendimientos menores a los que se habían ofrecido inicialmente

Argelia Domínguez
El Diario de Chihuahua

sábado, 09 abril 2022 | 06:33

El Diario | Óscar Gonzalo H. M., Sergio Armando G. C. y Diana Ivonne C. P. El Diario | Oficinas de la empresa en la ciudad de Chihuahua

PUBLICIDAD

Chihuahua, Chih.— Durante el desahogo de la audiencia de vinculación o no a proceso en contra de Sergio Armando G.C. y Diana Ivonne C.P., accionistas fundadores de Aras Investment Business Group, diversos imputados, cuya identidad se reservó, narraron cómo la empresa comenzó a descapitalizarse desde enero de 2021, para lo cual recurrieron a diversos esquemas que les permitieran captar recursos, incluyendo la proyección de la mina La Morita y complejos habitacionales como garantía, regalos, promociones para el sector restaurantero afectado por la pandemia, entre otros. 

Los testigos identificados como “Imputado 1” e  “Imputado 2” narraron que tras el crecimiento exponencial de Aras, el CEO Armando Gutiérrez Rosas, ordenó en diciembre de 2020 que todos los contratos de los clientes fueran modificados para que pasaran de mutuo a compra-venta de acciones, haciéndoles firmar su renuncia a los términos previstos en el anterior convenio, pero respetando el 8 por ciento de rendimientos acordado en un inicio.   

PUBLICIDAD

El cambio de contratos implicó que se aprobaron porcentajes de rendimientos menores a los que se habían ofrecido inicialmente para clientes nuevos, con un rango del 3 al 6 por ciento, mismos que, según el CEO, se apegaban a los rangos establecidos para sociedades anónimas promotoras de inversión como Aras. 

Gutiérrez Rosas también dio la instrucción de realizar modificaciones en la estructura laboral sin consultar a gerentes y subgerentes que, junto a los consultores, se vieron afectados en sus percepciones al tener que captar un mayor capital para acceder a comisiones. Esto provocó una baja de la fuerza laboral y en la cartera de clientes. 

El autoproclamado CEO estableció como metas para 2021 que se diera una renovación masiva de los contratos ya existentes para que todos fueran de compra-venta de acciones. Al final de ese mes, se percataron de que Aras sólo había generado contratos por esta renovación, pero no había captado nuevos accionistas. 

Mientras tanto, los cambios en la estructura de la empresa continuaron y las metas que tenían que alcanzar los consultores en cuanto a captación de capital se volvieron más severas, obligando a muchos de ellos a pedir créditos y vender propiedades para conseguirlas. 

Los testigos declararon que se les hablaba constantemente de proyectos importantes como el complejo departamental La Diosa, en Isla Mujeres, y el de la mina La Morita en Ascensión, sin embargo, nunca pudieron conocer detalles al respecto, pues todo se manejaba con sumo hermetismo. 

El testigo “Imputado 2”, que llegó a ocupar el cargo de gerente, señaló que cuando llegaban a solicitar información sobre las actividades de la empresa, o los cambios que se realizaban, siempre recibían negativas con el argumento de que eran asuntos confidenciales a los que sólo tenía acceso el “equipo secreto” de Armando Gutiérrez. 

Indicó que, a su llegada en noviembre de 2020, nunca tuvo contacto con el CEO de Aras, ni presencial ni virtual y la única comunicación que había con él era a través de mensajes de WhatsApp. 

No fue hasta diciembre de 2020, cuando surgió la primera noticia negativa contra Aras, cuando Armando convocó a más de 50 personas de la empresa para grabar un video en el que desmentía dicha noticia, asegurando que se trataba de una campaña desprestigio. 

“Imputado 2” también dio a conocer que, ante la falta de inversiones nuevas, desde febrero de 2021 Aras hizo una alianza con la marca de relojes suizos Oris, que les hizo llegar a los gerentes y subgerentes un reloj. Además, se lanzó una promoción en la que se ofrecía el reloj edición especial a los clientes que colocaran un capital mínimo de un millón de pesos. 

Otra de las estrategias de Armando Gutiérrez fue sacar provecho de la crisis que atravesaba el sector restaurantero a causa de la pandemia de Covid-19, ofreciendo a los propietarios de restaurantes y bares hasta un 10 por ciento de utilidades para que pudieran reactivar sus actividades.

Los asesores ofrecían a los nuevos clientes porcentajes adicionales, además de que buscaban inversiones mínimas de 2 millones de pesos a través de Aras Exclusive, un proyecto sustentado en complejos habitacionales de lujo en Isla Mujeres, un ecoparque en Puebla y oficinas ostentosas, el cual se promocionada sólo en Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México. 

En septiembre de 2021 fue cuando comenzaron a retrasarse los pagos. Esto redundó en que muchos de los accionistas comenzaran a retirar su capital, ante lo cual, Gutiérrez Rosas exigió que hablaran con los clientes para evitar que la empresa se descapitalizara e impuso un plan de austeridad para reducir los gastos. 

Según Armando, los problemas con los pagos se debían a una reestructuración en la mina La Morita. El CEO intentó implementar un plan de pagos, pero no pudo llevarse a acto por lo que en noviembre de 2021 se comunicó que se suspenderían los pagos en general por 6 meses. 

Todo se agravó cuando la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) emitió un comunicado en el que informaba que Aras no formaba parte del sistema financiero ni estaba autorizado para solicitar recursos del público. 

Sobre La Morita, ubicada en el ejido Sabinales, municipio de Ascensión, la Fiscalía confirmó que los permisos y concesiones para su explotación pertenecían al representante legal de la empresa Camex Mining Company S.A. de C.V., que declaró ante el Ministerio Público como testigo con identidad reservada, individualizado con la clave “Testigo 1”.

La agente del MP hizo hincapié que ni Aras ni sus fundadores tenía relación alguna con esta empresa, sin embargo, utilizó la mina como respaldo para ganar la confianza de los accionistas.

De acuerdo con la información proporcionada por el titular de la Delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la dependencia emitió el oficio sg.ir.08-2013/118 de fecha 23 de mayo de 2013, en el que se otorgaba la autorización condicionada a la Camex Mining Company el desarrollo de un proyecto para la exploración y explotación de una mina, así como la rehabilitación.

Por su parte, Eduardo Flores Magón y López, director general de Minas, informó al ministerio público que en los archivos del Registro Público de Minería y Derechos Mineros se localizaron siete concesiones cuyo titular es “Testigo 1”, no Aras.  Sin embargo, en el mismo Registro aparece que dichos títulos tienen estado de cancelados.

Amasa bienes e inmuebles

De acuerdo con el reporte entregado por Recaudación de Rentas, la empresa Aras cuenta con 53 vehículos registrados a su hombre, entre ellos un número importante de automóviles y camionetas de lujo, así como una flota de vehículos para el desarrollo de sus actividades. 

De acuerdo con la exposición de la MP, Aras tenía dos vehículos de la marca Infiniti, uno modelo QX80, con un valor aproximado de 1.5 millones de pesos, y uno Q60 con un precio de 1.1 millones de pesos.  

También están registrados a su nombre tres Lincoln Navigator con un precio aproximado de 2 millones de pesos cada una, y una Lincoln Aviator con un precio cercano a 1.5 millones de pesos. 

Aras también contaba con una Cadillac Escalade, con valor cercano a 1.2 millones de pesos, así como otros tres vehículos de la misma marca, modelos CTS, ATS y XT4.

La firma adquirió también una Grand Cherokee, un vehículo marca Buick y dos unidades Mazda. 

Tenía además una flota de siete Chevrolet Tornado, dos camionetas Hino, tres Aveo, dos Versa y cinco Mitsubishi L200.

Por su parte, el director del Registro Público de la Propiedad y del Notariado, Manuel Tbuenca Córdoba, informó a la Fiscalía que la empresa tenía inscritas 72 propiedades, entre oficinas, lotes y viviendas, muchas de ellas en residenciales exclusivos. 

Los bienes

53 vehículos: Algunos de lujo, cuyo valor ascendía hasta los 2 mdp

72 propiedades: Oficinas, lotes y viviendas, muchas de ellas en residenciales exclusivos

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search