Estado

Colocan altar para Jesica en Presidencia de Meoqui

Familia la vela en Estación Consuelo

Erika González / El Diario de Delicias

César Lozano
El Diario

viernes, 11 septiembre 2020 | 06:00

Chihuahua— El miércoles en la noche comenzaron las manifestaciones de duelo comunitario por la muerte de Jesica Estrella Silva Zamarripa, alcanzada por balas de la Guardia Nacional, hecho que ha generado indignación a nivel estatal y nacional; familiares, amigos, activistas y actores políticos piden justicia. 

El Municipio de Meoqui trabajó durante la noche en un altar, donde miembros de la comunidad le llevaron oraciones, flores y veladoras, mientras la familia realiza las honras fúnebres en la capilla de la comunidad de Estación Consuelo, del seccional de Lázaro Cárdenas. 

Jesica dejó tres hijos menores de edad, Betsy de 17, Eduardo de 15 y Esteban de 17, quienes en todo momento han estado cerca de Justina Zamarripa, su abuela materna, así como de familiares y amigos cercanos de la pareja.

“No sólo fue el disparo para Jesica, fue el disparo para cada una de las mujeres de Meoqui y estoy segura de que también de Chihuahua. Esto nos entristece, es algo que nos duele y nos duele mucho, una mujer joven, valiente, madre, agricultora, es una lucha que ellos iniciaron por el agua”, fueron las palabras de la jefa de Gabinete de Meoqui, Gabriela Soto. 

La señora Justina destacó que su hija era una persona de campo, muy trabajadora y responsable de los suyos, quien todos los días llevaba comida a su esposo en las labores, como la mayoría de las mujeres que forman parte de la cadena de producción agrícola en la región.