Estado
Se levanta comunidad LeBaron en Galeana

Clausuran comandancia por abusos de policías

Denuncian vínculos con el crimen organizado e impunidad por parte de la autoridad municipal

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 15 agosto 2020 | 06:00

Familias de la comunidad LeBaron exigieron ayer un alto a la impunidad y clausuraron de forma simbólica las oficinas de Seguridad Pública Municipal de Lagunitas, Galeana, para exigir la destitución de sus policías preventivos y pedir el apoyo de las autoridades federales.

“Queremos la destitución de todos los municipales, que nos den chance de hacer nuestra propia Policía o que manden a los federales, porque ellos –los municipales– son sicarios disfrazados de Policía municipal”, dijo Adrián LeBaron.

Los manifestantes denuncian abusos de poder, vínculos con el crimen organizado e impunidad por parte de la autoridad municipal del noroeste de Chihuahua.

Los pobladores cerraron las puertas de dos comandancias que fueron soldadas para impedir que se abrieran.

Al tomar las instalaciones de la comandancia de Policía los pobladores de Galena exigieron la destitución de los 18 agentes que integran la corporación, al asegurar que son personas que se valen de su posición para cometer una serie de anomalías en perjuicio de la comunidad y no cumplen con el trabajo que se les confirió que es garantizar la seguridad en el municipio.

El activista expuso que la población ya está cansada de los abusos que a diario tienen que soportar. Hay maltrato físico, tortura a personas fuera y dentro de los separos, extorsión, amenazas de muerte y abuso con los jornaleros que acuden a laborar a las diferentes comunidades, por lo que deben de ser destituidos de sus cargos de inmediato.

“Hay muchos abusos, vienen los robos de nueces y nosotros no tenemos a quién acudir”, dijo LeBaron, al argumentar la impunidad generada por quienes les deben brindar seguridad. 

Familias completas, con mujeres y niños, llegaron la mañana de ayer con cartulinas en las que se leen frases como “Fuera la injusticia” al exterior de la comandancia de Policía. Sin embargo, aseguraron que las puertas de la dependencia les fueron cerradas.

El mexicano-estadounidense, habitante del municipio de Galeana, pidió el apoyo de las autoridades para tener una comunidad segura.

“Yo esto lo quisiera hacer conforme a la ley, yo quisiera que el fiscal (César Augusto Peniche Espejel), el gobernador (Javier Corral Jurado), o alguien me diga qué hacer. Porque ni siquiera entiendo el procedimiento” para destituir a la Policía municipal, externó LeBaron.

“Nadie nos pela. No sabemos a qué instancia acudir. Estamos muy solos. Estamos hasta la madre. Yo toda la vida que ando aquí me siento vigilado por ellos –los municipales–. Hay abusos dentro de la cárcel y nosotros no sabemos a dónde acudir”, demandó el chihuahuense, quien estimó que suman unos 300 los manifestantes. 

Adrián LeBaron es padre y abuelo de cinco de las nueve víctimas de la masacre registrada el 4 de noviembre en la frontera de Sonora con Chihuahua, contra la comunidad de La Mora.

A través de Twitter, también escribió: “fuimos a clausurar el centro policiaco de Galeana. Estamos hartos de que la impunidad maneje patrullas, de que estén armados sujetos que en lo último que piensan es en cuidar a la comunidad. Decidimos no vivir en una pesadilla. Exigimos su renuncia”.

Vía telefónica elementos de municipales de Galeana señalaron a la comunidad LeBaron de manifestarse por represalias, sin embargo, no dieron una versión oficial al respecto.