Estado
5 de Mayo

Chihuahua también dio batalla

Un grupo originario del ‘Estado Grande’ peleó contra los franceses en 1862 en un épico combate

Fotos: Cortesía / Foto del recuerdo durante la celebración en la Casa de Adobe
Cortesía

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

miércoles, 05 mayo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— En la batalla de Puebla el 5 de mayo de 1862, un grupo de chihuahuenses que acompañaba al coronel juarista Ignacio Orozco Sandoval participaron en la lucha contra los franceses, y antes lo hicieron en el alzamiento liberal en ciudad Guerrero, narra el historiador Víctor Orozco.

En 1858, varios jóvenes de San Isidro acompañaron al coronel Orozco Sandoval, cercano a Benito Juárez, en las campañas de Durango, Sinaloa, Jalisco y el Bajío. En la siguiente década otra vez fueron dirigidos por este personaje en la resistencia contra el ejército francés, dice el también escritor en su libro Pascual Orozco (San Isidro, pueblo heroico).

Chihuahua y en especial Ciudad Juárez, han sido importantes en todos los momentos de la historia mexicana, en hechos de trascendencia para el país, pocos saben que en la batalla de Puebla contra los franceses, estuvo ese grupo de chihuahuenses que pelearon contra los invasores y que tenían gran amistad con Benito Juárez, dijo el historiador Pedro Siller Vázquez.

“Ahí demostraron una amistad con Juárez que fue muy importante para que él decidiera venir a Chihuahua, a Paso del Norte, además de malas experiencias en Nuevo León y otros lugares”, comentó el también maestro universitario.

Revolucionarios celebraron en la Casa de Adobe

Casi medio siglo después, en 1911, los revolucionarios, encabezados por Francisco I. Madero, celebraron en la Casa de Adobe, al norponiente de Ciudad Juárez, el 49 aniversario de la batalla contra los franceses, de acuerdo a los datos históricos ocurridos aquí antes de la toma de la ciudad el 10 de mayo de ese año.

La Casa de Adobe, utilizada por Francisco I. Madero como comandancia general en el campamento del ejército revolucionario, lució en esa fecha engalanada con banderas de México y lienzos de telas tricolores por la celebración de la Batalla del 5 de Mayo, se relata en fotografías que se tomaron durante el acontecimiento.

“Gobierno provisional del estado libre y soberano de Chihuahua. 5 de mayo de 1862, 49 aniversario”, dice el escrito con el que se avisa a los revolucionarios que estaban en la Casa de Adobe, sobre el festejo para celebrar el triunfo de los mexicanos contra los franceses y del cual se da a conocer por el grupo promotor de la historia local El Juárez de Ayer.

Enseguida agrega: “Para conmemorar dignamente el 49 aniversario de la gloriosa batalla del 5 de mayo en Puebla, librada por el benemérito general Ignacio Zaragoza contra los invasores de la patria, el Gobierno provisional del estado ha tenido a bien acordar se verifique en el campamento del ejército libertador, un acto cívico, con la presencia de los ciudadanos Presidente de la República, Gobernador del estado, y demás funcionarios del Gobierno provisional que se encuentran en el campo”.

Enseguida enumera el programa con cinco eventos a partir de las 5:00 de la tarde del 5 de mayo de 1911, bajo el siguiente programa, iniciando con la obertura a cargo de la banda de música y la intervención de funcionarios del Gobierno provisional.

El discurso oficial estuvo a cargo del ciudadano Juan Sánchez Azcona y la lectura del parte oficial de la batalla por el secretario de Gobierno provisional del estado, Braulio Hernández.

Por la patria, Sufragio Efectivo no Reelección, campamento del ejército libertador, frente a Ciudad Juárez, 5 de mayo de 1911, y es firmado por el secretario de Gobierno, Braulio Hernández.

Historia Nacional

Fue precisamente el 5 de mayo de 1862, se narra en la historia nacional, que después de varios ataques se registró la batalla que tuvo lugar en el cerro de Loreto, en cuya cima se encontraba una capilla acondicionada como fuerte para defender la ciudad de Puebla.

El héroe fue el general Ignacio Zaragoza, quien, en el informe que rindió sobre la batalla al presidente Benito Juárez fue breve: “Las armas nacionales se han cubierto de gloria. Las tropas francesas se portaron con valor en el combate y su jefe con soberbia, necedad y torpeza”.

El antecedente de este triunfo mexicano ante el invasor se da el 17 de julio de 1861, cuando el presidente Benito Juárez decretó una prórroga de dos años para pagar la deuda externa a países europeos.

Francia, Inglaterra y España enviaron militares a México para reclamar sus derechos como acreedores por una deuda de alrededor de 80 millones de pesos. De esa cantidad, 69 millones eran de los ingleses, 9 millones de los españoles y 2 millones para Francia.

El emperador francés Napoleón III decide invadir México y en abril de 1862 los franceses desembarcaron en el puerto de Veracruz y emprendieron la campaña militar hacia el centro de la República.

Luego del triunfo de los mexicanos en Puebla, un año después las tropas francesas lograron derrotar al Ejército Mexicano y Francia impone al austriaco Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota como emperador y emperatriz de México.

En 1867, debido a la conflictiva situación en Europa y a la presión de Estados Unidos, el emperador Napoleón III ordenó retirar el apoyo militar y económico a Maximiliano. Al mismo tiempo los republicanos mexicanos comenzaron a recibir respaldo financiero y diplomático estadounidense al concluir en el vecino país la Guerra de Secesión.

El 2 de abril de 1867, tropas encabezadas por el juarista Porfirio Díaz tomaron la ciudad de Puebla y militarmente el imperio fue aniquilado. El emperador Maximiliano, sitiado en Querétaro, fue hecho prisionero y fusilado en el Cerro de las Campanas.