PUBLICIDAD

Estado

Chihuahua, segundo estado más peligroso para las niñas

Exige activista que se encuentre viva a Alexa Itzel

Gisela Parra / El Diario / Corresponsal

jueves, 16 junio 2022 | 06:00

Cortesía | Alexa Itzel Núñez Sierra

PUBLICIDAD

Ciudad de México.– “En Chihuahua nada ha cambiado, desde las muertas de Juárez hasta el secuestro de Alexa Itzel, exigimos a las autoridades que aparezca sana y salva, no es posible que tengan todas las herramientas, incluso saben quién es el responsable y no puedan dar con ella”, dijo en entrevista para El Diario Juan Martín Pérez García, de Tejiendo Redes Infancia de América Latina y el Caribe, quien agregó que Chihuahua es el segundo estado más peligroso para ser niña, sólo por debajo del Estado de México.

“La violencia criminal contra las mujeres lleva muchos años en México, pero no podemos olvidar concretamente a Chihuahua en el caso de las muertas de Juárez, llamadas así, y que derivó en la Corte Interamericana de Derechos Humanos conocido como el caso del Campo Algodonero, que en México fue sentenciado y obligado a cumplir con los mandatos” dijo.

PUBLICIDAD

Recordó que el Campo Algodonero cobró la vida de seis mujeres, pero dos de ellas eran menores de edad, por lo que la sentencia de la Corte al Estado mexicano fue la falta de diligencia para la investigación, por lo que la situación, dijo, ni en México ni en el estado ha cambiado.

“Chihuahua ocupa el segundo lugar en todo el país como el estado más peligroso para las niñas y mujeres; en primer lugar tristemente está el Estado de México y en segundo lugar, les digo, está Chihuahua, pese a que ya ha sido objeto de investigaciones y sanciones internacionales se sigue sin cumplir con diligencia, perspectiva de género y desarrollar acciones preventivas”, señaló.

Lamentó la gravedad del caso particular del secuestro de Alexa Itzel, ocurrido el pasado 6 de junio, toda vez que se trata de una menor de 13 años, sumado a la violencia armada en contra de la madre para llevarse a una niña y el alto riesgo que corre al pasar los días y no saber nada de su paradero.

“Cada minuto, cada hora está en riesgo su vida y no sólo tenemos omisiones de las autoridades, sino profundas fallas de la Fiscalía del Estado para la investigación; es imposible que a estas alturas no se pueda tener más información toda vez que está identificado el presunto agresor”, expresó.

Recordó el caso de Marisela Escobedo y Rubí, por lo que dijo: “seguimos con autoridades omisas en sus obligaciones y ajenas al enfoque de los derechos de las niñas y las mujeres”, y criticó que aun identificado el presunto responsable, no se haya localizado Alexa.

“No se trata de mandar un oficio o decir ‘sí, ya emití una alerta’, sino se trata de articulación entre las distintas autoridades, tanto municipales, estatales y federales, porque con alta probabilidad la niña ya no está en el estado de Chihuahua y esto, insisto, amerita una investigación articulada”.

Mencionó que la entidad tiene una presencia importante del crimen organizado que las autoridades no deben descartar de las líneas de investigación; sin embargo, consideró que la impunidad en los casos de violencia contra las mujeres sigue siendo garantizada por las autoridades del Estado.

“Hablamos de un 97 por ciento de impunidad en todas las carpetas que se abren sin considerar las que no se denuncian, de cada 100 carpetas sólo tres alcanzan algún tipo de sentencia o proceso, la impunidad es lo que alimenta la repetición, porque los agresores de niños y niñas tienen certeza de que no va a pasar nada”, aseveró.

Finalmente, insistió en la exigencia de búsqueda y localización con vida de Alexa Itzel y que todas las autoridades articulen esfuerzos para rastrear su paradero y detener al presunto responsable, además de transparentar la investigación del caso.

“No es posible, de verdad no es posible que no se tenga indicios o elementos para saber dónde se encuentra en este momento que se cuenta con equipos de alta tecnología para identificar, digamos cámaras, teléfonos móviles, redes sociales; en fin, no hay explicación, por eso la exigencia para que se comprometan, no es un número de carpeta, es la vida de una niña”, concluyó Juan Martín Pérez García.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search