Caso Matsumoto: Denuncian abusos de CES en operativos

Agentes se llevaron a inocentes y les robaron dinero, dicen familias de detenidos en Nuevo Casas Grandes

Staff/
El Diario de Juárez
domingo, 17 marzo 2019 | 06:00
|

Familiares de cuatro de las cinco personas detenidas en Nuevo Casas Grandes en el operativo implementado tras el asesinato del comandante de Seguridad Pública de Ciudad Juárez, Adrián Matsumoto Dórame, denunciaron que los agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) arrestaron a personas inocentes, robaron 50 mil pesos y celulares, además de cometer abusos y falsear el parte informativo.


‘Queremos que se haga justicia, es gente inocente’

Acusan a estatales de catear propiedad sin una orden judicial y sustraer dinero

Los arrestados y puestos a disposición de un Tribunal de Control en esta frontera son José Luis Salinas, Luis Gerardo Bejarano Muñoz, José Trinidad Soto Carrillo, Ruth Selene Nevárez Alvear y Jesús Alberto Ramírez Ruiz, a quienes se les permitió enfrentar el proceso penal en libertad. 

Inicialmente la autoridad reportó el arresto de ocho personas, pero sólo cinco fueron consignados al Tribunal de Control y ayer se llevó a cabo en Juárez la audiencia inicial de forma privada por determinación de la jueza Lizbeth Marbella del Carmen Barraza Morales, quien consideró que era un riesgo permitir la presencia de personas en el área del público y horas más tarde ordenó la libertad de todos. 

La detención se realizó el miércoles pasado en Nuevo Casas Grandes, cuando los agentes del Comisión Estatal de Seguridad (CES) irrumpieron sin orden de cateo en una empresa ubicada en la calle Benito Juárez, entre las vías Coahuila y Libramiento Luis R. Hernández. En el lugar únicamente se encontraba José Trinidad, quien padece retraso mental y labora como velador. 

Cuando los estatales se encontraban en el negocio, Luis Gerardo llegó y también fue detenido. Ruth Selene y su esposo Jesús Alberto fueron aprehendidos cuando pasaban por el lugar. A todos los trasladaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) en Ciudad Juárez y los mantuvieron incomunicados unas 15 horas, denunciaron familiares.

“El negocio es propiedad de mi tío y a él también lo detuvieron unas horas, su esposa se acercó para preguntar qué estaba pasando pero no les dieron información y a partir de ese momento empezaron a maltratarla, porque vio que traían las llaves de uno de los dompes, que se subieron a una maquinaria y empezaron a esculcar todo”, denunció la hermana de uno de los arrestados. 

Agregó: “Encontraron un dinero que tenía mi tío para pagar unos neumáticos y diésel. Mi tía les preguntó por qué tomaban el dinero, por qué agarraban las cosas, les dijo que ellos no habían hecho nada malo y los policías respondieron que lo hacían porque podían, que estaban haciendo una investigación y se llevaron como 50 mil pesos”. 

Afirmó que los estatales también entraron a una casa sin orden de cateo para tomar una camioneta y llevarla al negocio. Además colocaron sellos de inmovilización a cinco vehículos pesados, tres de volteo y dos máquinas cargadoras de material. 

“Queremos que se haga justicia porque es pura gente inocente, trabajadora. Que investiguen bien, que indaguen a los involucrados en ese operativo, que vean las pruebas y videos que tenemos porque son inocentes y podemos mostrar las irregularidades, hay muchos testigos”, solicitaron los parientes de los acusados.  

Los familiares de Ruth Selene dijeron que cuando el operativo estaba en proceso ella y Jesús Alberto pasaron por el lugar a bordo de un vehículo por la calle Benito Juárez y les marcaron el alto para luego detenerlos sin motivo.

“Mi hermana venía de andar buscando entrega de tortillas porque su esposo se había quedado sin trabajo y nosotros nos hemos dedicado toda la vida a hacer tortillas de harina. Le hicieron la parada y una revisión al carro, los apartan a los dos. El oficial que hizo la inspección le dijo a los otros que ese carro no era porque el que reportaban traía un choque en la parte frontal y ése no presenta golpes. Pero otro oficial contestó ‘ya están aquí, también hay que subirlos’”, denunciaron. 

La investigación está dirigida por el agente del Ministerio Público (MP) Miguel Ángel Luna López, quien en 2012 fue captado en un video interrogando a dos hombres hincados, con los ojos vendados y esposados y cuyo caso ya fue denunciado ante la ONU. La organización solicitó al Gobierno mexicano imponer sanciones a los responsables de haber ejercido esa tortura, además de reparar el daño causado a las víctimas.

En la audiencia las cinco personas fueron acusadas del delito contra la salud en la modalidad de narcomenudeo y la variante de posesión simple, pues de acuerdo con el parte informativo redactado por los agentes de la CES llevaban aproximadamente 3.34 gramos de mariguana. 

En el informe policiaco se estableció que también estaban en poder de rifle R-15; un revólver calibre .44 y un arma de fuego 9 milímetros, pero el fiscal Luna López no les formuló cargos legales por esa presunta conducta.

Datos extraoficiales indican que la jueza Barraza Morales no permitió que el MP formulara cargos por ese presunto ilícito por tratarse de un asunto materia del fuero federal. 

A todos los acusados se les impuso como medida cautelar la obligación de acudir a firmar ante personal del Tribunal en Nuevo Casas Grandes y se les citó a otra audiencia para el próximo 20 de marzo a las 11:00 horas. (Staff / El Diario).


[email protected]