Estado

Buscan reunirse con el CED familiares de migrantes desaparecidos en Coyame del Sotol

Hoy cumplen 52 días ausentes

El Diario de Juárez

martes, 16 noviembre 2021 | 06:00

Cortesía

Ciudad Juárez.— Con la esperanza de encontrarlos, a más de 50 días de ausencia, familiares de los 13 migrantes que fueron privados de la libertad el pasado 25 de septiembre en el desierto de Chihuahua, buscan reunirse la próxima semana con el Comité contra la Desaparición Forzada (CED, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas durante su visita a la ciudad de Chihuahua.

“La Fiscalía (General del Estado) (FGE) nos dice que sigue la investigación, pero no nos dicen nada más, y nada más no aparecen”, lamentó ayer el familiar de uno de los hombres que fueron interceptados por un grupo armado en una brecha entre Coyame del Sotol y el poblado de Lomas de Arena, junto al hombre que los guiaba por el desierto de Ojinaga, hacia Estados Unidos. 

Después de 52 días de ausencia, los familiares tendrán hoy un encuentro en la FGE para conocer los resultados de un rastreo que se realizó la semana pasada, y buscan reunirse la próxima semana con el CED durante su visita a la capital del estado. 

La delegación del CED viajará a 12 estados de México del 15 al 26 de noviembre para encontrarse con autoridades federales y estatales. Mantendrán conversaciones con los funcionarios gubernamentales encargados de investigar y prevenir las desapariciones forzadas y de localizar a las personas desaparecidas, así como con los responsables de establecer e implementar las políticas públicas relacionadas.

Los expertos también se reunirán con víctimas, representantes de la sociedad civil, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y organizaciones internacionales; asistirán a exhumaciones ejecutadas por las autoridades y grupos de víctimas. Además, visitarán lugares de privación de la libertad como cárceles y centros de detención para examinar sus sistemas de registro como medio para prevenir las desapariciones forzadas.

El grupo de migrantes, habitantes de la ciudad de Chihuahua, Querétaro y el Estado de México, era guiado hacia Estados Unidos, pero la noche del 25 de septiembre fueron privados de la libertad en una brecha entre Coyame del Sotol y el poblado de Lomas de Arena, municipio de Guadalupe.

El único testigo fue un adolescente de 14 años, a quien también privaron de la libertad pero luego dejaron ir, y quien narró a las autoridades que él siguió caminando hasta ser detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes lo expulsaron a México a través de la frontera El Paso-Juárez. 

Dijo que los hombres que se llevaron a sus compañeros le dijeron “tú vete”, y él se fue corriendo, y aunque de lejos escuchó disparos no volteó. 

Tras la denuncia de las familias, los tres niveles de Gobierno han realizado búsquedas sin lograr encontrarlos, por lo que hoy cumplen 52 días desaparecidos. 

close
search