Burla convoy de sicarios cerco policiaco en Aldama

Agresores viajaban en por lo menos diez camionetas

De la Redacción/
El Diario
viernes, 08 febrero 2019 | 06:00

Chihuahua— Sicarios a bordo de por lo menos diez camionetas atacaron ayer a elementos de la Policía Ministerial en Aldama y lograron escapar de una decena de cercos de seguridad que, tras la agresión, montaron distintas corporaciones en las entradas y salidas del vecino municipio, y que incluso se extendieron hasta la capital del estado.

Pasadas las 9 de la noche, la Comisión Estatal de Seguridad (CES) emitió un comunicado en el que informó de la detención de tres presuntos involucrados, entre ellos dos menores.

El tiroteo no dejó lesionados, sin embargo tres unidades de la Fiscalía Zona Centro presentaron daños provocados por las balas que los integrantes del crimen organizado dispararon contra los agentes.

Los tres detenidos fueron capturados en la colonia Esperanza de la ciudad de Chihuahua y sólo uno fue identificado como Julián C. G.; los otros son menores con edades de 16 y 17 años respectivamente. A ellos se les aseguraron municiones, cargadores, equipo táctico, droga y un vehículo con reporte de robo.

El operativo en el que participaron decenas de agentes de la Policía Estatal, Vial, Federal y polipreventivos de Chihuahua y Aldama incluyó la revisión de viviendas, patrullaje de calles, cierre de brechas e instalación de puntos de revisión carreteros.

Durante el tiroteo la ciudad de Aldama permaneció sitiada y sus habitantes vivieron alrededor de cuatro horas con temor e incertidumbre. “Se escuchan disparos y hay muchas patrullas…eviten salir de su casa”, se alertaban entre sí los ciudadanos a través de las redes sociales. 

Las escuelas mantuvieron en el interior a los niños e indicaron a los padres de familia que acudieran hasta la puerta de los planteles para recogerlos como medida de precaución ante la intensa movilización de las autoridades.

Los policías revisaron los exteriores de viviendas que les parecieron sospechosas. Una de esas revisiones tuvo lugar en la calle Juan de la Barrera pero no hubo aseguramientos ni detenciones.

La alerta inicial surgió alrededor de las 11:30 horas, cuando agentes de la Fiscalía General del Estado que patrullaban fueron agredidos por hombres armados que viajaban a bordo de un vehículo marca Honda línea CVR, color café, logrando repeler el ataque. Posteriormente fue localizado y asegurado en una brecha, mismo que tenía reporte de robo, de acuerdo con información de la Fiscalía.

Tras el ataque los agentes pidieron el apoyo de los tres órdenes de gobierno luego de que causaron daños en tres camionetas; una de ellas recibió 11 impactos de bala en el vidrio delantero.

El ataque ocurrió cerca de la zona en la que se localizan los balnearios más concurridos de Aldama.

A través de los radios las corporaciones notificaron que una camioneta Silverado de color blanco, una Toyota Tundra de color esmeralda y un vehículo Chevrolet Tahoe aparentemente involucrados en el incidente se dirigían a la capital del estado, por lo que policías municipales de la capital, se sumaron a las tareas de persecución y vigilancia.

Personal de la Policía Vial, Estatal e inclusive de las fuerzas federales arribó también a Aldama para apoyar con el operativo e implementaron filtro de seguridad.

Dentro del operativo no se contó con el apoyo del helicóptero de la Policía municipal, pero sí con la unidad Black Mamba, que fue ubicada en uno de los retenes que se montaron en la carretera antes de ingresar a la capital, en el kilómetro 13 de la carretera a Aldama.

Según informaron las autoridades, un grupo de uniformados bloqueó también el acceso a la carretera que conduce a Ojinaga, otra agrupación recorrió las distintas brechas, como parte del operativo.