Estado

Bloqueo de vías férreas atora 7 mil 785 embarques en Meoqui

La mercancía equivale a 19 mil 463 camiones, según la Concamin

Agencia Reforma

Oscar Uscanga
Agencia Reforma

martes, 15 septiembre 2020 | 06:44

Ciudad de México.- El bloqueo de campesinos a las vías del tren por un conflicto de agua en Chihuahua ha provocado pérdidas millonarias a empresarios cuyos productos no pueden transitar por la Entidad desde hace 20 días, denunció la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

La red ferroviaria que cruza el Estado y que parte de diferentes puntos del país, se mantiene sin actividad por el bloqueo con montones de tierra y con tractores colocados sobre el kilómetro mil 537 de la Línea A, Estación Consuelo, en el Municipio de Meoqui.

De acuerdo con la Concamin, están varados productos agrícolas, industriales, de cemento, cerveza, automotrices y de consumo básico en al menos 7 mil 785 embarques.

La mercancía equivale a 19 mil 463 camiones, según el organismo empresarial.

A la queja de Concamin, se sumó la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), la cual afirmó que el bloqueo en la región centro-sur de Chihuahua está provocando que industrias paguen sobrecostos por almacenaje o para cambiar de transporte la carga.

"Es muy difícil calcular las pérdidas, porque no solamente es el tema ferroviario sino el impacto a empresas que no pueden embarcar o recibir, muchas veces se provoca un paro de la línea de producción o no se pueden embarcar productos", explicó Oscar del Cueto, presidente de la AMF.

El líder de la Asociación afirmó a Grupo Reforma que el Gobierno federal está en mesas de diálogo para destrabar la problemática que inició el 26 de agosto y que impacta a empresas como General Motors, Ford, Volkswagen, Bachoco, entre otras.

"Pedimos Estado de derecho", insistió.

La AMF ya presentó denuncias contra quienes resulten responsables por la obstrucción de una vía federal de comunicación, tal como lo hace cada vez que existe un bloqueo de ese tipo.

Los agricultores que protestan en Meoqui están en desacuerdo con la Federación por la forma en que se aplica el Tratado Internacional de Aguas con Estados Unidos y piden frenar la entrega del líquido desde las presas La Boquilla y Francisco I. Madero para evitar sequías en sus cultivos.