Estado

Bloquean carretera por seis horas

Los residentes de Ahumada rechazan cuartel militar en la ciudad

De la Redacción
El Diario

miércoles, 09 septiembre 2020 | 06:00

Ahumada— Residentes de Ahumada cerraron ayer por seis horas la circulación de la carretera Panamericana en rechazo a la instalación de uno de los 11 cuarteles de la Guardia Nacional (GN) en el estado. Para el bloqueo emplearon durmientes de madera, botes, camiones de carga pesada y todo lo que encontraron para impedir el uso de la carretera y caminos laterales. 

Después de las 15:00 horas, los manifestantes tomaron las casetas de peaje, a cargo de Gobierno del Estado, y permitieron el pase libre a los usuarios que habían permanecidos varados en ambos sentidos de la carretera federal. Al cierre de esta edición no se tenía establecido el monto de las pérdidas al erario. 

La inconformidad surgió por las supuestas actuaciones ilegales del personal militar contra la población y la violación a los derechos humanos de los ciudadanos, según argumentaron a El Diario los quejosos.

“El pueblo no necesita más ley que la que hay”, “no los queremos aquí”, “aquí no hay presión, váyanse a Juárez, allá los necesitan”, gritaban los manifestantes ante el grupo de agentes federales que acudió en busca del diálogo. Tras escuchar los argumentos de los opositores a la presencia militar en Ahumada la respuesta del mayor de infantería Waldo López fue tajante: “sabemos el trasfondo de esto, es la delincuencia organizada”.

En esta apreciación coincidió el fiscal general César Augusto Peniche Espejel, al asegurar que, pese al argumento de los vecinos, no existe una sola denuncia reciente contra militares. 

“En Ahumada no tenemos documentado, ni en las instancias locales ni federales denuncias por supuestos abusos de las autoridades de seguridad. Desde la Fiscalía vemos estas acciones como una estrategia con intereses particulares, incluso de las organizaciones delictivas, para evitar la presencia de las autoridades en materia de seguridad”, aseguró.

Desde la semana pasada los residentes de Ahumada empezaron a organizarse para hacer público su desacuerdo por la presencia de las fuerzas federales en esta comunidad.

El bloqueo

En pocos minutos los vehículos varados sobre la carretera Panamericana fueron aumentando. Estimaciones del personal de la GN encargado de la vigilancia de esta vía detallan que las filas alcanzaban los cinco kilómetros en ambos sentidos. 

Los afectados permanecieron dentro de sus unidades bajo una temperatura superior a los 34 grados centígrados (93 grados Fahrenheit). 

Los conductores de camiones de carga pesada, de pasajeros y los automovilistas particulares demandaron que les permitan transitar y llegar a Ciudad Juárez o Chihuahua, sin resultados positivos. 

Reprobaron que los vecinos de esa comunidad tomaran acciones contra los viajeros. 

Un conductor de la línea de transporte de pasajeros Ómnibus de México dijo que entre sus pasajeros viaja una pareja. La mujer visitaba Juárez para asistir al sepelio de sus padres, fallecidos aquí, y tenían programado llegar a la frontera aproximadamente a las 09:00 horas. 

“Vamos tarde. Todo está bien, que hagan sus manifestaciones, pero nosotros qué culpa tenemos”, dijo el chofer.

“Tengo varado tres horas. Probablemente tengan la razón porque son muy abusones los de la Guardia, pero no es la forma de manifestarse”, manifestó el conductor de una camioneta tipo pickup entrevistado en este punto.

Otro guiador estaba a favor del movimiento ciudadano. “Se vale que se expresen”, aunque agregó que iba bastante retrasado a su destino final.

¿Protesta genuina?

El regidor perredista Alberto Ruvalcaba Barrón, quien estuvo el pasado miércoles 15 de abril en la toma de posesión del actual alcalde Iván Rodelo Espejo en sustitución de Juan de Dios Valle Camacho, participó en el acto de protesta, al que enviaron ambulancias de Protección Civil municipal como medida preventiva.

Cuestionado respecto al apoyo que el edil daba a los manifestantes, dijo que lo que se defiende es la actividad comercial.

“Se tienen antecedentes (de la actuación de la Guardia Nacional) de tiempo atrás, nosotros dependemos del comercio y ha habido abusos con los transeúntes, paran a los clientes en los tejabanes (de los burritos) y aparte hay otros abusos de que se meten a las casas sin permiso. Ellos en realidad no usan la ética ni el derecho, ellos entran derechito como Juana por su casa” argumentó.

Aseguró que el predio destinado al uso del cuartel fue donado por el exalcalde Valle Camacho, pero el lote era irregular. 

“En realidad las cosas no se han hecho conforme a derecho, se han hecho al ahí se va. Nosotros dependemos del comercio y nos afecta la presencia militar”, dijo. Agregó que no se descarta que tomen otras medidas, como el bloqueo a las casetas de cobro que dependen directamente de Gobierno del Estado. 

Para el fiscal general estas manifestaciones son una oposición que surge de la delincuencia organizada, ya que en esta comunidad está asentada la residencia oficial de Jesús Salas Aguayo, apodado el “Chuyín”, identificado por las autoridades federales como operador del Cártel de Juárez en Ahumada y quien es buscado tras quitarse el brazalete al autorizarle enfrentar su proceso penal en libertad.

También el Gobierno de Estados Unidos cuenta con una orden de aprehensión en su contra, se constató en un documento federal emitido por el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés).

“Hay una fuerte presunción de que quienes se manifiestan acuden engañados o peor aun, algunos hasta pagados para hacer esta protesta. A quien realmente estorba la presencia de las autoridades de seguridad es al crimen organizado. La ubicación de destacamentos es una estrategia para garantizar la seguridad en diversas regiones, donde tradicionalmente no ha habido presencia de la autoridad”, dijo en entrevista.

El abogado recordó que meses atrás el entonces alcalde fue víctima de un atentado en el aeropuerto internacional Abraham González cuando se dirigía al funeral de su hijo, victimado precisamente en el exterior del mismo aeropuerto. Finalmente, el edil huyó bajo un fuerte dispositivo de seguridad de la Policía Estatal que lo escoltó hasta la capital del estado.

“La Policía municipal está fuertemente infiltrada por el crimen organizado y hay autoridades en el Ayuntamiento que se tiene documentado que guardan relaciones de parentesco con personajes vinculados a la delincuencia organizada”, dijo el fiscal general. La Fiscalía General del Estado mantiene abiertas varias carpetas de investigación en torno a los hechos. 

Y aunque los manifestantes dijeron contar con el apoyo de autoridades municipales e integrantes del Ayuntamiento, durante el acto de protesta el actual alcalde, Iván Rodelo Espejo, se abstuvo de acudir tanto a sus oficinas como al punto de la protesta.

El cuartel militar se queda

En junio pasado se anunció que parte de las estrategias de seguridad para Chihuahua ordenadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador son la construcción de 12 compañías de la Guardia Nacional. 

Anteriormente el general Miguel Ángel Hernández Martínez, comandante de la Quinta Zona Militar en Chihuahua, informó durante el programa estatal “Chihuahua Seguro” que este año se edificarán siete compañías por parte de la Quinta zona Militar y tres más la Cuarenta y Dos Zona Militar en el presente año y una en el 2021.

Además de Juárez, se contemplan cuarteles en Chihuahua, Aldama, Ahumada, Ignacio Zaragoza y en Ojinaga, precisó.

En el caso de Ahumada dijo que se tiene un terreno de 40 mil metros cuadrados, donado por un particular, y constará de una comandancia, una sala de trasmisiones, un cuarto de curaciones, un comedor, una cocina, alojamiento para hombres y otro para mujeres, canchas de usos múltiples, caseta de vigilancia, un asta bandera y espacio para estacionamiento.

En Ahumada el predio es delimitado con alambres de púas y personal fuertemente armado custodia ese espacio. Sin embargo, al incrementar la presencia de los militares, la oposición de los residentes también aumenta.