Baja Congreso proyectos de Juárez y de Chihuahua

Tuvo que llegar el grupo antimotines por las protestas de algunos ciudadanos

Heriberto Barrientos
El Diario
jueves, 11 julio 2019 | 06:00
|

Chihuahua— Los proyectos de alumbrado público de Juárez y Chihuahua fueron bajados ayer de último momento en la sesión extraordinaria del Congreso del Estado, ante las manifestaciones realizadas por grupos de inconformes en el exterior de la torre legislativa.

El grupo antimotines de la Fiscalía General del Estado (FGE) tuvo que ingresar al edificio, toda vez que por momentos las personas lideradas por el abogado Óscar Castrejón Rivas y el líder de adultos mayores, César Augusto Gutiérrez, trataron de ingresar.

“¡Traidores, traidores al pueblo!”, gritaban los quejosos con altavoces a los legisladores, mientras éstos ingresaban uno a uno poco y a toda prisa, antes de las 8:00 de la mañana a la sede del Congreso.

Los ánimos se ‘calentaron’ cuando los manifestantes chocaron con los guardias de seguridad.

Mientras esto ocurría, los diputados al comienzo de la sesión modificaron el orden del día y por 24 votos a favor y siete en contra, bajaron los proyectos de alumbrado público para la ciudad de Chihuahua y de la frontera.

El personal de seguridad de la torre legislativa cerró con reja y candado la única escalera de acceso al salón de Plenos y a todos los pisos, generando una situación de riesgo a todos los asistentes.

"Quién les dio la orden para negar el acceso al edificio público", gritaban en el exterior, mientras el diputado Rubén Aguilar del PT, no se detenía pese a que le llamaban los manifestantes a solidarizarse.

“Este acto que hoy se realiza tendrá consecuencias”, expresó la diputada del PES, Marisela Sáenz Moriel, a quien también no se le permitió la entrada por la puerta principal.

Al tomar el altavoz, la legisladora criticó que se pretendiera aprobar los proyectos multimillonarios, los cuales tienen múltiples inconsistencias, dijo y agregó: “y lo más grave, a puerta cerrada, sin la presencia de los ciudadanos”.

Al mismo tiempo, cuando el legislador Jorge Soto llegaba al lugar le gritaron, “diputado Soto, voltea a ver al pueblo, no votes por algo que tú mismo dijiste que no estaba claro”.

Los manifestantes también criticaron a la fracción de Morena, a quienes acusaban de haber ‘abandonado al pueblo’. Cientos de empleados del Congreso llegaron por la mañana a su trabajo y tuvieron que ser ingresados por la puerta de atrás, ubicada sobre la avenida Juárez.

En el interior, el grupo antimotines de la FGE se mantuvo a la expectativa.

Una vez eliminada del orden del día, la votación de ambos dictámenes que fueron presentados por la comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda Pública, el líder de la bancada de Morena, Miguel Ángel Colunga, salió con sus diputados al exterior, donde explicó a los quejosos que ellos también abanderaban sus mismas causas y que no permitirían la aprobación del endeudamiento de los ciudadanos de la capital  y de la frontera.

En los hechos no hubo personas detenidas y posteriormente se celebró la sesión extraordinariamente normalmente sin que se permitiera el ingreso al público asistente.