PUBLICIDAD

Estado

Por conducir en estado de ebriedad

Arrolló y mató a joven; anuncian protesta por justicia

Juan Diego fue paramédico voluntario, estudiante de enfermería, catequista y empleado de un restaurante

Francisco Córdova/ El Diario

domingo, 22 enero 2023 | 14:25

Cortesía

PUBLICIDAD

Juan Diego López González fue descrito por su familia como un joven lleno de vocación y gusto por ayudar a su comunidad.

Estudiante de enfermería, miembro del grupo de jóvenes de la parroquia y empleado repartidor, su vida se vio interrumpida mientras trabajaba tras un fatal accidente en que una persona en estado de ebriedad que conducía por el carril contrario lo arrolló a gran velocidad, matándolo en un instante. Sin embargo la justicia no ha llegado en este caso para él, pues según denunciaron familiares, Creel se ha convertido en un pueblo sin ley.

PUBLICIDAD

El accidente ocurrió el pasado domingo, en la calle principal de este turístico poblado, por lo que este 22 se cumple una semana del acontecimiento. No obstante la familia y la comunidad de Creel piden se haga justicia y reclaman a las autoridades que “volteen a ver las deficiencias de las autoridades”, detallaron.

“Él estaba trabajando, estaba repartiendo comida e iba a llevar la moto al trabajo. Entonces yendo por su carril lo embistió una camioneta, una Dodge Nitro, lo embiste de frente y por el exceso de velocidad que iba la camioneta la muerte fue instantánea, lanzándolo cinco metros. Ahorita el muchacho alegó homicidio imprudencial y pues pagó una fianza y está en arraigo domiciliario. En Creel no hay celdas, ni dónde se pueda resguardar. No tenemos seguridad pública, tránsito hay una unidad para todo el municipio. Ese día los de la policía Ministerial no estaban, motivos de trabajo quiero pensarlo, por lo que tuvo que tomar el caso el MP de San Juanito”, enfatizaron familiares de Juan Diego.

El presunto responsable fue identificado como Carlos Fernando V. A., quien se determinó viajaba en estado de ebriedad, e incluso en el vehículo había varias latas de bebidas.

Señalaron que ya hay un proceso legal de denuncia penal, sin embargo ha sido un proceso en el que la familia no se ha sentido acompañada por las autoridades y buscan evitar que otra familia atraviese una situación como ésta.

“Juan Diego era un niño sano, un niño trabajador, muy humilde de corazón que daba todo por sus amigos. Fue catequista, guía del grupo juvenil, voluntario en la Cruz Roja.

“La verdad casi todo el pueblo acudió a su funeral y hay mucha gente indignada por lo que sucedió. Queremos justicia, pero también queremos que volteen a ver esta situación. ¿Cómo podemos ser un Pueblo Mágico si carecemos de autoridades. La Policía Ministerial está, pero hay un elemento. La Policía Estatal va, una o cinco unidades van un día o dos y se regresan. Policía Vial hay dos personas para todo el municipio (Bocoyna) y policía seccional hace años que no tenemos”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search