Estado

En Chihuahua

Arrancó tormenta techo del Central

Lluvia dañó al menos 800 metros cuadrados del tercer piso del hospital

Heriberto Barrientos
El Diario

miércoles, 21 julio 2021 | 06:00

El Diario de Chihuahua | La Estructura que sufrió daños

Chihuahua— El Hospital Central Universitario sufrió daños en el techo del tercer piso en aproximadamente 800 metros cuadrados, y no se registraron personas y pacientes lesionados, ni equipos médicos electrónicos afectados. “Todos los pacientes están bien", expresó ayer en entrevista a El Diario, el director del nosocomio, Vittorio Humberto Vigna Llamas.

Un día después de la tormenta que afectó severamente la estructura superior del hospital, el galeno recordó que éste tiene una antigüedad de 124 años y no cerrará, como nunca lo ha hecho en su larga historia de atención a la salud.

Asimismo, se mostró confiado en que en breve la Secretaría de Obras Públicas tomará cartas en el asunto en el diagnóstico que realiza para hacer las reparaciones conducentes.

No se tenía hasta antes del cierre de esta edición un cálculo monetario de los daños. “Lo que puedo decir es que todos los pacientes Covid-19, obstetras, mamás y bebés están bien”, dijo Vigna Llamas.

Precisó que en los 800 metros del tercer piso en donde las láminas fueron literalmente arrancadas del techo por el fenómeno meteorológico, era un área sin uso con cajas de archivo muerto.

Mencionó que miembros de la Iniciativa Privada se pusieron en contacto con la dirección del hospital para colaborar en su pronto reacondicionamiento.

Por su parte, el secretario de Salud, Eduardo Fernández y la subsecretaria Mirna Beltrán, acudieron a temprana hora para supervisar los trabajos de reparación del tercer piso del nosocomio, luego de que los fuertes vientos y lluvia registrada durante la tarde del lunes, ocasionaran el desprendimiento de las láminas del techo.

Sólo el servicio de laboratorio fue suspendido de forma temporal, así como la visita a los pacientes que se encuentran hospitalizados, toda vez que existen láminas que permanecían ayer suspendidas del techo y que pudieran ocasionar graves lesiones a la población en caso de desprenderse.

Vigna Llamas informó que una grúa de alto tonelaje retirará las láminas del techo y posterior a ello, personal de la Secretaría de Obras Públicas acudirá a realizar un dictamen con el fin de descartar daños estructurales en algunas zonas del edificio.

Indicó que el área de hospitalización en donde permanecen pacientes que son atendidos por traumatismos, el pabellón de ginecobstetricia y otros padecimientos no sufrieron ninguna afectación.

Reiteró que el área de atención a pacientes con Covid-19 se encuentra en óptimas condiciones.

“El Hospital tiene 124 años funcionando ininterrumpidamente y esta no va a ser la primera vez que cierre sus puertas”, expresó.

Puntualizó que en ningún momento han fallado las plantas de energía eléctrica que se usan en condiciones de emergencia, toda vez que estas fueron cambiadas antes de la pandemia por Covid-19 y han funcionado de forma normal.

Esto, ha permitido que el servicio de urgencias permanece activo; sin embargo, se priorizará la atención de los pacientes en otros nosocomios, mientras que, las pruebas PCR programadas para este lunes se tomarán en el Centro de Salud de San Felipe. 

hbarrientos@diarioch.com.mx

close
search