Estado

‘Ante recortes, hacer más con menos’

Pablo Héctor González Villalobos fue reelegido como presidente del Tribunal Superior de Justicia

Heriberto Barrientos
El Diario

martes, 06 octubre 2020 | 06:00

Chihuahua– Un día después de haber sido elegido por unanimidad (31 votos) como presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para el período 2020-2023, Pablo Héctor González Villalobos señaló que entre los principales retos que enfrenta el Poder Judicial está fortalecer la sistematización y digitalización de los procedimientos jurídicos, ante la contingencia sanitaria por el Covid-19.

De igual manera ante el anuncio de recortes y un menor presupuesto de la Federación para Chihuahua el próximo año, agregó que hay que “eficientar los recursos y hacer más con menos”, dijo.

En su oficina ubicada en el octavo piso del Centro de Justicia, el presidente González Villalobos concedió ayer una entrevista a El Diario, en la cual mandó un mensaje de agradecimiento a los magistrados y respaldó a los más de 3 mil 400 empleados que laboran en ese Poder.

“Estoy muy satisfecho, muy agradecido con la confianza que mis compañeros magistrados y magistradas que integran el Pleno me han refrendado con su voto el día de ayer (domingo). Creo que eso es un reconocimiento al trabajo del Pleno y como lo dije en la sesión, mi gestión como presidente tiene muy clara el papel de que el presidente es quien representa a quien verdaderamente es depositario o titular del Poder Judicial que es el Pleno.

“La confianza de mis compañeros responde a esta idea, se han construido muchos acuerdos y consensos, por ejemplo, cómo enfrentar esta pandemia, donde muchos magistrados estuvieron participando.

“Quiero destacar que fue un trabajo muy intenso, y de todos en general. Esa parte revela esta idea. Yo simplemente facilitó el trabajo del Pleno”, expresó.

El anterior presidente que había sido reelegido dentro del Poder Judicial fue el magistrado Pablo Zapata Zubiaga, en el sexenio del exgobernador Patricio Martínez García.

Al hablar de los principales retos que enfrenta el Tribunal de Justicia en la actualidad y para el próximo año, destacó el magistrado Pablo Héctor González que es seguir en la construcción de una institución sólida, estable, que pueda dar respuesta prudente, reposada y firme a todos los reclamos que en medio de los conflictos que se producen en las personas llegan en forma de litigio al Poder Judicial.

“El tema de la pandemia nos tomó a todos por sorpresa y de hecho todavía no termina, es un tema que por supuesto vino a revolucionar la forma de trabajar de los tribunales de México y en el mundo entero.

Nosotros tuvimos que potenciar mecanismos para trabajar a distancia, tuvimos que acelerar proyectos que ya traíamos en el curso, pero que con la pandemia hubo necesidad de revolucionar para potenciar la justicia virtual, agregó.

En la opinión del titular del Poder Judicial se modificó y potencializó la forma de procesar audiencias por videoconferencias, la presentación electrónica de los escritos, los acuerdos, que todos los magistrados y los litigantes tuvieran su firma electrónica.

Lo anterior para agilizar los procesos aunque no hubiera contingencia, “esto es positivo, la justicia suele ser una actividad que con mucha frecuencia está rezagada de los avances tecnológicos, porque la misma formalización de los asuntos la hace entrar en una lógica inercial, en la que es difícil cambiar”.

Citó que por ejemplo la forma en que se procesan los expedientes de papel, data desde el siglo XIX y hasta nuestros  días, donde los expedientes se cosen y se folian.

Pablo Héctor González Villalobos abundó en que también se ha avanzado de manera importante en la modernización de la infraestructura del Poder Judicial.

Y al hablar del tema presupuestal, dijo que se avecina una situación difícil en todas las áreas de gobierno.

“No sabemos cómo va quedar nuestro presupuesto todavía, pero sí sabemos que estamos en una crisis que va mucho más allá de lo ordinario y tenemos que ser sensibles a ello.

“Finalmente el Congreso será el que autorice el recurso que será destinado al Poder Judicial y hoy está trabajando una comisión de magistrados para elaborar el proyecto de presupuesto que se enviará a la Secretaría de Hacienda.

“El plazo es el 14 de octubre, entonces son tiempos difíciles y habrá que hacer más con menos”, enfatizó. En su mensaje final a los empleados del Poder Judicial, expresó: “A las cerca de 3 mil 400 personas que trabajan en el Poder Judicial les quiero decir que somos una institución grande a comparación de otros poderes y en proporción al número de habitantes y tiene una explicación, tiene dos cosas que no tienen los otros poderes, que es la Defensoría Pública y el Instituto de Servicios Previos al Juicio, que son los que se encargan de medir riesgos y supervisar medidas.

“Yo quiero decirles a todos mis compañeros y compañeras del Poder Judicial que cuentan con nosotros para seguir trabajando en los mejores intereses de su trabajo al servicio de la administración de Justicia. Creo que hay un sentimiento generalizado de pertenencia, de compromiso y convicción de quienes trabajamos en esta institución y en ese sentido somos una gran familia, quiero refrendarles que seguiremos apoyándolos y en la producción de solución de los casos que son sometidos a nuestro conocimiento”, dijo para finalizar.