Alertan por adulta mayor 'estafadora'

Familias de Delicias, Meoqui y Chihuahua la acusan de engañarlos; está en Ciudad Juárez

Érika González Lozano/El Diario
viernes, 08 noviembre 2019 | 12:15
|

Delicias.- Una mujer de la tercera edad fue señalada por familias de al menos tres municipios como estafadora, puesto que ante la supuesta necesidad de la señora la hospedan y a cambio de promesas de negocios le entregan dinero pero después desaparece.

Fue a través de las redes sociales que se dio a conocer que la mujer de la tercera edad se encuentra en Ciudad Juárez, misma que se dice oriunda de Delicias, motivo por el que varios usuarios solicitaron el apoyo para localizar a sus familiares.

De esta manera salió a la luz pública que se trata de una persona que presuntamente ha engañado a varias familias de Delicias, Meoqui y Chihuahua, mismas que la identificaron a través de dicha publicación, comenzando a mencionar que les ha robado y se le conoce como la “abuelita estafadora”.

El texto en la red social dice: “Un ángel desde Juárez me mandó esto, a ver si la ven los familiares, está muy malita, porfas ayúdenme a compartir, se la llevaron al hospital general, es de Delicias, ojalá la reconozca su familia gracias”. 

Esto detonó que las personas defraudadas comenzaran a preguntar si se trataría de la misma mujer que decía tener 80 años, pero se comprobó que en realidad tiene 60, pues una de las familias encontró su acta de nacimiento. Se hace llamar de distintas formas, desde Bertha Alicia hasta Magdalena.

En el mes de febrero la señora Martha Alejandra Mota, propietaria de un negocio de Herbalife y su esposo, fueron estafados con 8 mil pesos, con la supuesta promesa de pasarlos a Estados Unidos. 

La familia de Martha abrió las puertas de su casa a una mujer que decía tener aproximadamente 80 años y que buscaba el respaldo de alguien para poder quedarse hasta morir en el municipio de Meoqui, ya que su hija de profesión doctora la había dejado en la calle al vender su casa que se ubicada en la capital del estado.

La historia conmovió a la señora Martha y a su familia, por lo que decidieron darle asilo en su domicilio. Al transcurrir los días, la señora que se hacía llamar Bertha Alicia les contó que tenía ciudadanía americana y que podría pasar hasta 25 personas argumentando ciertos parentescos, y que viendo la situación en la que se encontraban les podría ayudar a pasarse a los Estados Unidos.

La señora Mota explicó que para ese tiempo la abuelita ya tenía ilusionadas a unas diez personas más para irse al vecino país bajo el amparo de su supuesta ciudadanía, de las cuales solo una alcanzó a entregarle mil 500 pesos.

El 6 de febrero, la abuelita les avisó que tenía que ir al banco, que no se preocuparan, que iría en un taxi que también la regresaría, pero no volvió.

Los afectados buscaron al taxista que la llevó a Bancomer Meoqui y el mismo chofer dijo que intentó convencerlo de que le compraría una concesión de taxi si él quería, a lo que él no le siguió la corriente y la dejó en su destino, y cuando regresó por ella ya no la encontró, aunque pagó el viaje redondo para no despertar sospechas. 

La supuesta “abuelita estafadora”, los dejó endeudados y llorando se lamentó porque afirma que “durmió” a toda su familia con sus historias y porque vio la necesidad en la que se encontraban, les prometió ayudarlos, incluso alentó al esposo de la víctima para que renunciara a su trabajo, puesto que se acercaba el momento de viajar a los Estados Unidos. 

La familia buscó la forma de adquirir un préstamo de 8 mil pesos y además empeñaron un celular, para que el esposo de la afectada buscara un mejor futuro cumpliendo el “sueño americano”, pasaron los días y ella no regreso.