Estado

Agentes asesinados indagaban amenazas

Daban seguimiento a una narcomanta firmada por La Línea

Staff
El Diario
lunes, 11 marzo 2019 | 06:00

Chihuahua— Una semana antes del ataque a 3 policías estatales en Gómez Farías se había localizado una narcomanta en el poblado firmada por el “Nuevo Cártel de Juárez” y “La Línea”, donde la Comisión Estatal de Seguridad era acusada de proteger al grupo criminal de Francisco Arvizu Márquez, alias “El Jaguar”.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), los agentes de Operaciones Especiales de las Fuerzas Estatales emboscados en este municipio, al mando de Luis Carlos Hurtado, daban seguimiento a estas amenazas de La Línea, grupo que aparece como responsable del ataque.

La Comisión Estatal de Seguridad ni la Fiscalía del Estado han revelado las tareas que tenían asignadas los agentes de Operaciones Especiales en ese municipio, pero de acuerdo con sus compañeros, los elementos Sergio Carrillo Sinaloa, Francisco Hernández y otros al mando de Hurtado que sufrieron la emboscada, no formaban parte del grupo permanente de la Policía Estatal destacamentado en el corredor del que forma parte Gómez Farías.

La región está bajo disputa del cártel “Gente Nueva”, que domina gran parte de los 6 municipios que conforman una zona de paso de drogas con Arvizu Márquez como líder regional, cuyo dominio se extiende hasta poblaciones del estado de Sonora; además la pelea “La Línea”, sin líderes visibles pero con células que se trasladan desde Cuauhtémoc y otros municipios, en caravanas en busca de rivales.

Según los propios elementos estatales, la CES ha sido señalada en otras ocasiones de dar protección al grupo de “el Jaguar”, razón por la cual se han incrementado las amenazas de “La Línea” a los elementos.

Ante los amagos, Operaciones Especiales preparaba un operativo más amplio en la región, desde días antes del ataque en el que fallecieron Hurtado, Carrillo Sinaloa y Hernández Márquez, quienes fueron atacados el pasado viernes a las 11 de la mañana en la zona poblada de Gómez Farías, por decenas de hombres armados que arribaron a bordo de una decena de vehículos.