Estado

Afectado, el 55% del suelo mexicano por erosión y desertificación

Activistas buscan echar mano de la tecnología para solucionar el problema, y los drones son una gran herramienta que destacan por su utilidad y practicidad en los trabajos de reforestación

Salud Ochoa
El Diario de Chihuahua

domingo, 02 enero 2022 | 21:42

El Diario de Chihuahua

Chihuahua— Aunque en la actualidad el uso de drones es común en el mundo del entretenimiento, lo cierto es que también son una herramienta en otras actividades profesionales como la construcción, fotografía, seguridad y emergencias, transporte, entre otros; esto debido a los múltiples beneficios y funcionalidades que ofrecen. Un área donde destacan por su utilidad y practicidad es en los trabajos de reforestación, ya que permiten restaurar superficies más amplias en un periodo más corto de tiempo que de la forma tradicional.

En 2020 la Organización de las Naciones Unidas -ONU- reportó que 55 por ciento del territorio mexicano presentaba afectación por erosión y desertificación, particularmente en el norte del país, agravándose con la reducción en la disponibilidad del agua por sobreexplotación de los mantos acuíferos y los fenómenos de sequía; lo que contribuye a la pérdida de suelos fértiles y a la función reguladora de los ecosistemas de suministrar bienes y servicios.

En este sentido, es importante entender los factores que influyen a la pérdida de suelos fértiles y su consecuencia es imprescindible para buscar soluciones efectivas y frenar su avance, ya que, además de afectar la flora y la fauna silvestres, también obliga a la población a cambiar su vida y forma de organización. Incluso, incrementa el riesgo de deslaves, deslizamientos y avenidas torrenciales.

Ante esto, es necesario echar mano de la tecnología y tener claro lo que esta puede ofrecer en materia de reforestación, que, a decir de los expertos, se resume en cinco razones por las que se debe usar.

1. Ayudan a identificar los ecosistemas dañados: a través de imágenes multiespectrales, hacen una función similar a la de los rayos X, lo que permite conocer los sitios precisos del terreno en donde es necesario reforestar.

2. Ahorran tiempo, esfuerzo y costos: a diferencia del proceso de reforestación tradicional, que puede ocupar un largo periodo de tiempo si se trata de grandes extensiones a plantar, el uso de drones permite dispersar cientos de miles de semillas en un solo día, esfuerzo que, de la manera tradicional, representaría el trabajo de un mes empleando a 10 personas.

3. Permiten tener acceso en áreas remotas sin poner en riesgo vidas humanas: plantar diferentes tipos de vegetación en zonas retiradas y terrenos accidentados no es tarea fácil, por fortuna, basta con sobrevolar un dron para evitar cualquier riesgo.

4. Dispersan diferentes especies de vegetación: cuando se reforesta con técnicas tradicionales suele plantarse una sola especie de árbol, en cambio los drones permiten dispersar semillas de diferentes especies propias de cada ecosistema.

5. Ayudan a recuperar la vegetación después de un incendio forestal: este tipo de acción permite que en el mismo año en que se presentan este tipo de afectaciones se puedan reforestar, evitando una mayor exposición y pérdida de suelos en estos sitios.

-Chihuahua a la cabeza en incendios forestales durante 2021

-Fue el estado con mayor cantidad de superficie afectada

La temporada de incendios 2021 concluyó de manera oficial con Chihuahua en primer lugar en cuanto a superficie afectada por los siniestros. Según información de la Comisión Nacional Forestal las entidades federativas con mayor superficie afectada fueron -en ese orden- Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Durango, Chiapas, Nuevo León, Nayarit, Michoacán, Oaxaca y Sonora, que representan el 80 por ciento del total nacional. De igual forma, del total de incendios forestales, 918 (13 %) correspondió a ecosistemas sensibles al fuego, afectando una superficie de 57,875 ha. (9 %) del total nacional.

Los estados con mayor número de incendios fueron: México, Jalisco, Ciudad de México, Chihuahua, Michoacán, Puebla, Tlaxcala, Durango, Chiapas y Guerrero, que representan el 83% del total nacional. Lo anterior requirió de 360 mil 066 días/persona en el combate de los eventos que afectaron el macizo forestal.

Datos acumulados del 01 de enero al 18 de noviembre de 2021 indican que, a esa fecha, se habían registrado 7,218 incendios forestales en 32 entidades federativas, afectando una superficie de 649,224 hectáreas, De esta superficie, el 93 por ciento correspondió a vegetación en los estratos herbáceo y arbustivo y el 7 por ciento a arbóreo.

Durante la última semana de la temporada de incendios -del 12 al 18 de noviembre de 2021-la Conafor informó que se tuvo registro únicamente de un evento de ese tipo con afectaciones mínimas en el estrato herbáceo.

“Se presentó un incendio forestal en una entidad federativa afectando un total de 1 hectárea. De esta superficie, el 100 por ciento correspondió a vegetación del estrato herbáceo. No se afectaron superficies con estrato arbóreo. La entidad federativa afectada fue Ciudad de México, que representa el 100 por ciento del total de la semana”.

Asimismo, indicó que no se tuvieron reportes de superficie afectada en ecosistemas sensibles al fuego. En el último informe se integraron datos de 134 incendios que se presentaron en fechas anteriores, con una afectación de 6,333 hectáreas, cuyos datos no habían sido reportados a la Subgerencia de Planeación e Información en Manejo del Fuego.

Hasta el momento se desconoce si existe o no un plan de reforestación para la superficie afectada por los siniestros.

close
search