Estado

Advierten tianguistas de NCG que se reinstalarán

Reclaman estar 'olvidados' por los tres niveles de gobierno, por lo que no descartan volver este fin de semana

José Miranda Madrid
El Diario

jueves, 26 noviembre 2020 | 14:56

Nuevo Casas Grandes.- Al tope de su resistencia y en el olvido de los tres niveles de gobierno, al menos 500 vendedores de los tianguis de la Villahermosa y la Unidad Deportiva, anunciaron la posibilidad de regresar a su actividad a partir del próximo fin de semana.

Así lo manifestó Leticia Lara, vocera de la agrupación de vendedores que encabeza Raúl Mendoza, quien reiteró que en base al decreto emitido por el gobernador Javier Corral Jurado, como resultado del dictamen del Consejo Estatal de Salud, su actividad no se encuentra considerada entre las esenciales.

“La actividad que realiza este gremio es su única fuente de ingresos económico para el sustento de nuestras familias, que tenemos que seguir resguardándonos por lo de la pandemia del Covid-19”, agregó.

Puntualizó que ya son muchos meses de resguardo, lo que puede traer consecuencias posteriores, aún con el temor de verse afectados por el Covid-19.

“Estamos viendo la posibilidad de regresar a nuestra actividad como tianguistas los fines de semana”, indicó la vocera Leticia Lara.

Manifestó que los vendedores que cada fin de semana establecen sus puestos de venta en la colonia Villahermosa y la Unidad Deportiva de la colonia Obrera, se sienten completamente desprotegidos por las autoridades de gobierno de los tres niveles.

En este sentido, aseguró que en los ocho meses que lleva la pandemia, solamente se ha apoyado a un 10 por ciento de los 500 vendedores que conforman los tianguis mencionados.

El único apoyo, precisó, ha sido “una despensa meramente ridícula y pobre” para una familia integrada por cinco miembros, “que solo te quita el hambre por unos días”, en tanto que las necesidades en el hogar son demasiadas.

La vocera del grupo de tianguistas, apuntó, que las familias enfrentan la necesidad de pagar servicios como agua, luz, gas e internet para la educación de sus hijos.

“A todo eso le podemos agregar cuando una familia tiene que pagar la renta de su casa-habitación y sin contar aquellas familias que se han visto afectadas en su salud por la pandemia Covid-19 y no cuentan con servicio médico”, señaló enfática.

Al respecto, detalló que el precio de una consulta médica particular, va de los 600 a los mil pesos cada vez que atienen a un paciente, y en esto también ellos están exagerando.

“Los médicos del sector salud del gobierno no quieren acudir a ver a los pacientes que no pertenecen a ese sector, y aquellas personas que disponen de servicio de salud pública no quieren acudir, ya que la mayor parte que ingresa a un hospital se está muriendo”, señaló.

En ese sentido, apuntó, que “estamos viviendo una psicosis de pánico al ver que todos los pacientes se están muriendo”.

Pidió el auxilio para las familias más vulnerables de estos grupos de vendedores, dado que afirmó, se encuentran sumamente desprotegidos.

Tras mencionar que las actuales circunstancias no les favorecen, la petición a las autoridades de gobierno, es que se les permita regresar a su fuente de trabajo.

“Urge un apoyo inmediato de parte de nuestra máxima autoridad o una estrategia inmediata para poder regresar a trabajar, ya que estamos temerosos de que nuestra gente pueda llegar a tomar medidas drásticas por encontrarse en crisis de desesperación como pudieran ser, suicidios, robos, extorsiones, secuestros”, apremió.

Planteó que de no atenderse el “grito de auxilio” de los tianguistas, se verán en la necesidad de la desobediencia y desacato al dictamen emitido por el Consejo Estatal de Salud, porque “si no morimos del Covid-19, nos morimos de la psicosis en la que nos tienen sumergidos”.

Para finalizar, acotó que, son alrededor de 500 las familias que están completamente afectadas.

“Estamos dispuestos a trabajar como se hacia en meses pasados, con las mismas medidas de precaución que marca el sector salud para enfrentar la pandemia del Covid-19”, concluyó.