Estado

Advierte IP de mayor violencia por desempleo

Prevé saqueos, robos y hasta secuestros ante crisis

Manuel Quezada
El Diario

sábado, 23 mayo 2020 | 06:00

Chihuahua– La falta de empleo provocará saqueos a centros comerciales, aumento de robos en la ciudad de Chihuahua, y una mayor inseguridad, advirtió ayer Francisco Santini Ramos, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). 

También alertó que se debe estar atento al crimen organizado, ya que con el sello que se puso a la frontera con Estados Unidos, y las dificultad para el cruzar, tanto de aquí para allá, como de allá para acá, “el tema de flujo de narcóticos y drogas se complica, y eso genera otros problemas como el robo de automóviles, y hasta los casos de secuestro”, dijo. 

Recordó que tan sólo en marzo y abril se perdieron 18 mil empleos en la entidad, de los cuales 7 mil 800 fueron en la ciudad de Chihuahua, unos 4 mil de la industria de la transformación, y otros 2 mil 300 al comercio. 

Subrayó que se habla de empleos, pero eso significa que hay 7 mil 800 familias que lamentablemente con esta crisis no tienen ingresos, además de que se cerraron 55 empresas o registros patrones formales, a lo que falta que agregar los informales. 

El presidente del CCE indicó que primero se enfrentó una crisis de salud, después económica, y actualmente se tiene una social y de inseguridad. 

Informó que hay una Mesa Estatal de Coordinación para el Sector Productivo en Apoyo a la Contingencia, la cual está formada por cuatro pilares: uno de salud, que lidera la Fundación del Empresariado Chihuahuense; otro el alimentario, que va a hacer mucha falta y en lo que se está trabajando con bancos de alimentos de la entidad, así como lo económico para la reactivación. 

Asimismo, se tiene una cuarta área, que es la de seguridad, en la que se trabaja de la mano con Ficosec, y en la cual se invirtieron en una primera etapa 15 millones de pesos en equipo de protección para las fuerzas del orden que operan en el estado de Chihuahua, iniciando con la Policía municipal, Ministerial, centros penitenciarios, y elementos del Ejército que trabajan en esta ciudad. 

A todos estos cuerpos de seguridad se les proporcionaron caretas, botas, cubrecaras y sanitización en patrullas, y equipo que utilizan a diario, con la idea de proteger al personal, porque se piensa que en la segunda etapa se van a utilizar. 

Francisco Santini dijo que en una segunda etapa se invertirán otros 15 millones de pesos adicionales, que tiene que ver con el delito que se pueda presentar. 

Informó que en la Quinta Zona Militar tenían mapas de seguridad, en los cuales se señalan posibles zonas de conflicto, y se proporcionó un ‘software’ para poder localizar hospitales, colonias en las que pueda haber problemas, y centros comerciales. 

Planteó que viene una etapa importante y espera que se pueda manejar adecuadamente en los próximos días, ya que se prevé que con la falta de empleo se puede presentar invasiones a centros comerciales, saqueos, el aumento de robos en la ciudad, y para ello se ha preparado a las fuerzas de seguridad para que protejan a la ciudadana.