string(53) "advierte-ip-de-grave-problema-social-20190216-1478900"
Estado

Advierte IP de grave problema social

'Gobierno federal generará un “fuerte problema social y económico” al cancelar el servicio de estancias infantiles'

Manuel Quezada Barrón/
El Diario
domingo, 17 febrero 2019 | 06:00

Chihuahua— Los presidentes de Canacintra y Canaco, Claudia Manríquez y Carlos Fierro, respectivamente, advirtieron ayer que el Gobierno federal generará un “fuerte problema social y económico” al cancelar el servicio de estancias infantiles, ya que miles de madres y padres no encontrarán dónde dejar seguros a sus hijos para poder ir a trabajar.

En tanto, el presidente de Index-Chihuahua, Luis Carlos Ramírez, dijo que afortunadamente encontraron en la alcaldesa de Chihuahua una respuesta sensata, oportuna y verdaderamente efectiva, al anunciar públicamente que destinaría cuatro millones de pesos para continuar, al menos unos meses más, la operación de las estancias infantiles.

Consideró que aunque no es la solución definitiva, ni debe de ser, porque no es esa su función, es bueno que se busque evitar que la situación sea caótica.

El industrial dijo que se tiene un alto reconocimiento a la capacidad de reacción de la administración municipal al caso de las madres trabajadoras y las guarderías  infantiles.

A su vez Carlos Fierro, presidente de Canaco, señaló que debido a la falta de pago y de las mismas reglas de operación, algunas estancias infantiles ya empezaron a cerrar y las madres y padres usuarios tienen  problemas para dejar a sus hijos en un lugar seguro.

Observó que la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo desaprueban la decisión del Gobierno federal de dejar de pagar 2 mil millones de pesos anuales para la operación de miles de estancias infantiles en todo el país, afectando con ello a miles de niños y sus familias.

También se afecta a infinidad de negocios de todos los giros, ya que muchos de sus trabajadores, ahora no saben dónde dejar a sus niños de una forma segura.

Fierro Portillo indicó que están de acuerdo en que se castigue a quienes malversaron los recursos de las estancias infantiles, pero no en que se cancele este programa.

A su vez, la presidente de Canacintra dijo que se requiere la continuidad de la prestación del servicio de guardería, más ahora que al menos una cuarta parte de los hogares está a cargo de madres trabajadoras.

Se plantea que ahora las abuelas cuiden a los nietos, pero “debido a la difícil situación económica, también ellas salen a trabajar”, dijo.

Agregó que en otros casos las abuelas que tienen 70 u 80 años ya no pueden atender adecuadamente a los niños, y más bien son ellas las que requieren cuidados.

Los 800 pesos por mes que ofrecería ahora el Gobierno a las madres y padres trabajadoras que hacen uso del servicio de guarderías no será suficiente para atender adecuadamente un niño en casa.

Aun en el supuesto caso de que se usara ese recurso íntegramente para la atención del menor, la persona que los cuidaría no tendría la capacitación adecuada para ofrecer una alimentación balanceada.

Tanto la presidente de Canacintra como el titular Canaco coincidieron en señalar que el ambiente de una guardería es mucho más adecuado para el desarrollo integral de un niño, que ser mimado por una abuela u otro pariente.

La misma convivencia con otros niños, la atención especial en área sicomotriz y de aprendizaje es mucho mejor, apuntaron, por lo que no entienden ni aprueban la decisión del Gobierno federal en dejar de apoyar las estancias infantiles.

Claudia Manríquez, Carlos Fierro y José Luis Ramírez, titulares de Canacintra, Canaco e Index, señalaron que los presidentes nacionales de sus organismos, también buscan en la Ciudad de México que las autoridades federales reconsideren su decisión de ya no apoyar más las guarderías y dar el dinero a los padres.