Estado

Advierte Amsac por piratería de semillas en Chihuahua

Existen varias formas, como la venta de grano pintado, uso ilegal de marcas registradas y falsificación de etiquetas, entre otras

El Diario

Gisela Parra/corresponsal/El Diario

viernes, 12 febrero 2021 | 20:00

Ciudad de México.- La Asociación Mexicana de Semilleros, Amsac, alertó que en México existe un mercado de semillas pirata que no cumplen con estándares de calidad genética, física, fisiológica y fitosanitaria.

Manuel Ibarra detalló que existen varias formas como la venta de grano pintado, uso ilegal de marcas registradas, falsificación de etiquetas, rellenado de envases originales con semillas piratas e incluso semillas mezcladas con otras de baja calidad o con granos.

Explicó que las semillas más afectadas por la piratería son los cultivos de chile, maíz, cebolla, jitomate, hortaliza y forrajes, además de ornamentales, donde se utiliza material vegetativo bajo condiciones poco idóneas.

Los estados más afectados en este sentido son Chihuahua, Jalisco, Guanajuato, Sinaloa, Sonora y Estado de México, además de Puebla.

Dicha situación, dijo, ocasiona que el rendimiento para el agricultor disminuya, además de que puede contaminar el suelo, generar plagas, mayor afectación por cambio climático y por ende bajos ingresos al comercializar las cosechas. 

Agregó que para las empresas esto representa importantes pérdidas económicas al reducir sus ventas hasta por 100 mil millones de dólares anuales.

Por su parte Mario Puente Raya, Director Ejecutivo de Amsac, consideró que por no contar con semillas mejoradas o variedades vegetales en el país, se han vuelto improductivos los cultivos de productos básicos como el arroz, el trigo o el maíz amarillo, por lo que hay que reducir la dependencia alimentaria que tiene México con el extranjero de estas semillas.

“Necesitamos leyes que reflejen las necesidades de la agricultura actual, necesidades del sector semillero y de todos los que participamos en la producción de semillas y de alimentos, y en ese sentido estamos trabajando con el Gobierno de México para que se actualiza la ley general de variedades vegetales de tal manera que la modernicemos, porque fue publicada en 1996” dijo.

Recordó que el año pasado se lograron siete mesas de trabajo en medio de la pandemia encabezadas por el diputado chihuahuense Eraclio Rodríguez Gómez, quien además es presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, en las que se logró construir un proyecto de dictamen que reconoce los derechos de los campesinos, pueblos y comunidades indígenas.

Dicho proyecto también elimina penas de cárcel ni criminaliza a los campesinos o a las comunidades indígenas ni sus prácticas ancestrales al sembrar, intercambiar y guardar sus propias semillas; asegura además que no se puedan patentar plantas ni genes con base en la Ley Federal de Propiedad Industrial.

“El cambio climático y la falta de recursos son factores que están afectando de forma muy importante al campo mexicano, principalmente plagas, sequías, inundaciones o altas temperaturas y mantienen incierta la calidad de alimentos, por lo que acercar la producción de semillas mejoradas al trabajo del productor mejoraría dicha situación y daría herramientas al proceso de alimentos” señaló Puente Raya.

La Asociación hizo un llamado urgente para tener políticas públicas que apoyen la investigación e innovación en variedades vegetales y semillas mejoradas que atiendan las necesidades de los productores y consumidores mexicanos y logren la seguridad alimentaria del país.

“El campo en México enfrenta grandes retos y debemos trabajar en conjunto para implementar instrumentos jurídicos y tecnológicos bajo un ambiente regulatorio estable y predecible, ya que nuestros agricultores, sean pequeños, medianos o grandes, requieren semillas de la mejor calidad para producir más alimentos y poder ser competitivos”, concluyó el director de la Amsac.